lunes, 9 de abril de 2018

POEMA DE ANTES DE LOS HURACANES


Una viene del viento,
de la aridez de la meseta patagónica
del calor que cuece el cráneo e incendia la planta de los pies en las veredas los veranos,
y el helado penetrante de los inviernos,
cuando no son suficientes las bufandas ni las cobijas,
ni los guantes.
Una viene del viento,
ese que fluye tenaz desde el Atlántico, ese que arrasa caliente desde el Norte, ese que sube desde el sur,
metiéndonos la Antártida en los huesos.
Una es de extremos.
De estaciones marcadas.
Del tiempo loco que llueve inundaciones
o reseca hasta las tripas,
que se cae a pedazos de hielo rompetodo,
o se incendia
o erupciona y nos cubre de cenizas.
Una es de la Patagonia,
territorio largo y ancho,
playa, plano y cordillera,
donde el clima es carnal y te transforma
en estatua de arena, en esponja, en estalactita.
Y una, acá,
en esta perfección amorosa del clima del Caribe
se siente estupefacta.
#NRenPR



No hay comentarios: