sábado, 27 de enero de 2018

SUERTE


No me gané el Loto. Ni la Lotería, ni el Quini6, ni la Quiniela.
El día que lluevan monedas y billetes yo andaré desnuda y sin cartera donde recogerlos.
Para entonces, quizás, me hayan declarado deudor incobrable y mis estados bancarios sean una línea plana como de muerte.
Toda suma, resta. Los panes multiplicados nos dividen. Las posesiones son una carga insostenible, objetos de reclamos y disputas.
Hoy sólo quisiera poder saldar todas mis deudas y liquidar mis bienes (males) y si quedara un poco, invertirlo en kilómetros y en tiempo.
Decir adios con las dos manos y liberarme de mí misma, de mi historia y de los viejos sueños perecidos.
Escribir mi lápida en el viento, en la arena, el agua, el viento.

#NRenArg

No hay comentarios: