viernes, 10 de noviembre de 2017

FLUIR


He mutado (madurado?):
Hacer planes ya no me obsesiona,
no considero los obstáculos algo a ser combatido, sino indicación de desvío por mejor camino
o incluso,
señal de cambio de objetivo.
No aspiro a la perfección propia ni de nadie
(imposible pedir lo que no tengo,
ni dar lo que no existe).
Asumo el descontrol sobre las acciones ajenas,
sus pensamientos y sentires
(ni siquiera soy capaz de cumplir lo que yo misma me propongo).
Prefiero ver la vida como un abanico de posibilidades,
una aventura cotidiana,
disponerme a la sorpresa de los acontecimientos imprevisibles.
Creer que uno puede determinar el devenir
es un abuso de soberbia.
Soy una burbuja,
una pluma al viento,
hoja de otoño,
grano de arena,
cometa pasajero.
Nacida niña, mujer crecida y transitando
ya más de la mitad de mi existencia probable.
Cuánto me queda?
Un día, un año o veinte?
Mi única promesa es conmigo: vivir intensamente,
consciente, responsable y solidaria,
y dejar algunas palabras
que me nombren.
#NRenTx

No hay comentarios: