martes, 13 de junio de 2017

FEA DURMIENTE



Sueño, ¡aquí tienes mi cabeza!
Clávala en la estaca del olvido. Lánzala a los perros más hambrientos.
Vacíame las órbitas.
Duérmeme profunda, oscura-mente.
Y no me despiertes más.

Detén el paso
de cualquiera con aspiraciones de príncipe besuqueador.
Arroja sobre este cuerpo
todo el detritus del mundo.
Y en la losa escribe
en lenguas imposibles palabras ilegibles
por siempre jamás.

Sueño, ¡aquí tienes mi cabeza!
Este cráneo ya no soporta tanto ruido.

No hay comentarios: