lunes, 22 de mayo de 2017

VIAJAR TE HACE CRECER




Conoces personas, escuchas historias, descubres paisajes ya descubiertos pero que con tu mirada adquieren brillos y sombras nuevos, transitas espacios en los cuales el tiempo posee dimensiones diversas, se acelera o demora hasta casi detenerse. 
Las palabras de los otros dialogan entre sí en la memoria construyéndose vínculos y se engendran poemas y cuentos, germina toda la imaginería y hasta los sueños se alimentan. 
Viajar te hace crecer. Por eso, al regresar, el hogar suele sentirse más pequeño de lo que recordábamos, como si fuéramos Alicia después de comer el pastelito... y deseáramos que nunca nos proporcionaran el jarabe reductor.


Imagen: mural en Galería Betances, Mayaguez, Puerto Rico.

No hay comentarios: