viernes, 24 de marzo de 2017

MANDACIERTOS

No desertificarás.
No le extraerás a la tierra sus retoños salvajes
ni arrancarás su monte,
tampoco harás leña con los bosques nativos.
No soltarás el ganado en los cultivos
aunque el precio de la carne
sea más lucrativo que los cereales y las hortalizas,

ni lo alimentarás en prisiones de engorde
preparando su muerte.
No quemarás los pastos
para sembrar monocultivos genéticamente fabricados
que agotan los nutrientes.

Resignarás un poco de ganancias ahora
en beneficio de mañanas que no vivirás.
Cuidarás el agua
y el verde

y el aire
y los hijos, y los hijos de los hijos, y los hijos de los hijos de los hijos

(propios y ajenos)
disfrutarán la herencia
sin maldecir tu nombre.

No hay comentarios: