jueves, 15 de septiembre de 2016

EL CUENTO O LA VIDA



Un cuento: “Había una vez (…) Fin.”
La vida: …existía antes de mí y continuará cuando no esté…
¿Cuál es la diferencia entre ser un personaje o un mortal ser viviente? ¿Es posible ser ambas cosas?
Me agrada considerar la existencia de más opciones: que por mis acciones puedo ser persona, creadora de personajes, personaje de historias imaginarias inventadas por mí, y motivadora de personajes de otros escritores y lectores.
En todos los casos, la opción que me inquieta es no ser protagonista, y tener un papel secundario apenas relevante, mediocre, u ocupar el lugar de un testigo inactivo, ser relegada al olvido.
No quiero, estoy segura, pasar desapercibida ni por la vida ni en la ficción. 
Pero para dejar huellas es preciso dar pasos allí donde nadie los ha dado. Escribir lo no escrito.
Atreverse a destacar.





No hay comentarios: