sábado, 24 de septiembre de 2016

BREVE CRÓNICA DE UNA AÚN MÁS BREVE "AMISTAD"



Veo la notificación de un nuevo pedido de amistad en Facebook, constato que tenemos varios contactos en común de la ciudad donde vivía en Argentina, Neuquên, y lo acepto.
Minutos después me habla por chat (transcribo diálogo textual):
-hola de dónde eres? -lo primero que pienso es, es argentino, por qué me trata de tú?
-Lo que dice mi perfil -contesto, lo cual es obvio: puede verlo y ahí está mi información.
-ah -escribe, y no respondo.
-no estás soltera -afirma o pregunta, segundos después, quién sabe, no se si ha leído o no el perfil, ya que ahí lo especifica.
-No -respondo. Y lo bloqueo.
Fin de la no-historia.