lunes, 3 de agosto de 2015

DELINCUENTE IDEOLÓGICO

Quien pudiendo pensar, no piensa, comete homicidio de ideas.
Quien pudiendo pensar bien, lo hace mal, es un malversador de fondos.
El poseedor de pensamientos sabios que no los comparte, es un acaparador de bienes.
El que elige no pensar, es un suicida.

NR en PR

No hay comentarios: