martes, 21 de julio de 2015

LUQUILLO


Playa amarillo intenso, anaranjada, dorada. La arena de Luquillo es tersa, blanda, esponjosa al tacto, los pies se hunden suavemente. Respira la arena.


Las tortugas tinglares la eligen por esa consistencia que les permite cavar y desovar y tapar sus huevos con facilidad. Alli, a mediodia, el sol esta vertical sobre la cabeza, la sombra desaparece. A pesar del calor, 32*, los pies no se queman; el agua es tibia y reconfortante, transparente y muy salada. Tiene cierta densidad, se percibe oleosa y no deja la piel cubierta de escarcha de sal, sino untuosa.

Al mediodia, la sombra se esconde debajo de mi.


NR en PR


No hay comentarios: