jueves, 5 de septiembre de 2013

HORIZONTE DE SUCESOS - Nanim Rekacz



Resulta ahora que los agujeros negros no son capaces de devorar todo lo que está a su alcance y la materia puede evadir el antes ineludible punto de no retorno.
Demasiado calor y extrema difusión de los gases que los rodean cercenan el derecho de los agujeros negros a comer y éstos se ponen fríos, muy fríos.
Tan fríos, que se vuelven sombra.
A su alrededor, la materia brilla de manera contrastante. Permanece.

 (Analícese, reflexiónese, aplíquese a otras circunstancias y elementos y sorpréndase)

No hay comentarios: