lunes, 22 de octubre de 2012

Visitas imprevistas - Nanim Rekacz



mi abuela vino la otra noche en sueños como suele hacerlo desde hace casi dos décadas a veces me hace un guiño picarón otras afirma con su cabeza cuando estoy emprendiendo un nuevo proyecto una vez se negó a estrechar la mano de mi novio de ese entonces siempre en sueños claro no es que se me aparezca a los pies de la cama y la otra noche vino y era pequeña o sea era bajita y yo la hacía upa y estaba yo en otra casa que no era mi casa pero sé de quien era la casa y ella estaba tan feliz como una niña y si bien sé que era mi abuela también era yo y me di cuenta que era eso ser como se es sin apariencia sin prejuicios auténtico espontáneo y cuando me desperté estaba en paz sabiendo que se puede ser así con cierta gente que es así y me dio risa acordarme de mi abuela a upa era graciosa y la verdad que es lindo y agradable ser adultoniño y qué me importa lo que digan y qué me importa si las reglas y qué me importa si lo que importa es sentimiento y es confianza y es palabra que crea y es abrazo y son los abuelos y los padres y los hijos jugando a la ronda lironda al barro a la casita

Foto: de Barro, tal vez

No hay comentarios: