jueves, 18 de octubre de 2012

Nadie es perfecto - Nanim Rekacz


Quiero tus sombras, los surcos de tu rostro, la lágrima
quiero el dolor de tu cintura, la tristeza del balance,
también quiero el silencio y el despertar tardío
y hasta quiero ese secreto que adivino...

Quiero el caos, las arañas, la ropa en cualquier lado,
las tareas pendientes que seguirán pendientes,
que te olvides las cosas, y te apures de pronto,
o demores un siglo en salir de tu casa.

Quererte por todo lo demás, por lo que todos te quieren,
es tarea fácil.

1 comentario:

José A. García dijo...

La perfección es subjetiva, siempre lo he dicho.

Suerte!

J.