domingo, 25 de marzo de 2012

El día que no morí

El 25 de marzo de 2011 iba feliz caminando para encontrarme con una amiga poeta, iba a leer por primera vez en la cárcel de mujeres. Iba feliz porque esa hermosa mañana había llegado despuès de una bella noche, porque sentía que la vida me sonreía... Crucé una bocacalle y lo siguiente que recuerdo es la oscuridad, el dolor en todo el cuerpo, las voces y los ruidos. Es así, un instante, un auto que atropella y huye, el cuerpo dando vueltas en el aire y cayendo, un transeúnte que llama a la ambulancia y a la policía, el traslado al hospital. Yo solo recuerdo ser feliz y a continuación, la nada, el miedo a estar muriendo, a la parálisis, al fin del mundo. Alguien puso sobre mi pecho, en la camilla, la carpeta con los poemas. Recuerdo el 25 de marzo de 2011 como el día que no morí.

No hay comentarios: