sábado, 24 de marzo de 2012

24 de marzo - Nanim Rekacz

A mí no se me murió ningún amigo, no me desaparecieron parientes, no me secuestraron ni torturaron. A mí no me allanaron nunca la casa.
A mí no me amenazaron, ni viví en la clandestinidad, ni fui presa política, ni necesité hábeas corpus ni tomé las armas.
No tuve que exiliarme, ni llorar ausentes jamás hallados, ni enterré mis libros.
Nací después, viví después.
Pero tampoco olvido.
Yo puedo saber si leo, escucho, analizo, pienso. Puedo ser crítica del pasado si no me creo una sola versión.
Yo puedo no repetir historia.

No hay comentarios: