viernes, 20 de enero de 2012

Despalabrada - Nanim Rekacz


Hubo una vez un tiempo en el que la palabra era
sello indeleble y suficiente prueba
cada vocablo pronunciado, verdad indubitable.

Cuando la voz emergía de las bocas
y decía amor, era amor;
y decía para siempre, era eterna;
y decía soy sincero, lo era.

Hubo un tiempo en el que creer era tarea sencilla.

Ya no es.







2 comentarios:

Azul dijo...

¡genial Nanim, exitos!

Nanim Rekacz dijo...

Gracias, Azul.