domingo, 4 de septiembre de 2011

Llorando a mi padre este domingo de frío y viento - Nanim Rekacz



Odio a Alzheimer. Cruel, destructor de memorias. Mi nombre se vuelve transparente. ¿Por qué tenía que visitar a mi padre, quedarse a habitar en sus neuronas, vaciarlas, devorarlo? Te odio, Alzheimer... Me robaste la infancia, a mordiscos me arrancaste sus abrazos, sus palabras...
Te lloro, padre... Hay una caverna en mi corazón. Estás allí, a oscuras, en silencio, la mirada perdida en quién sabe qué agujeros, transitando a tientas cada día sin saber quién eres, quién fuiste, quiénes somos...
Me enojo. Fuiste maestro de maestros, educaste a cientos de alumnos que te amaron. Todos ellos te recuerdan, padre...
No fuiste el padre perfecto. No fui la hija perfecta. Yo, selecciono a conciencia nuestros tiempos compartidos, los gestos que prefiero, alguna mirada de aprobación, tan celeste. Yo elijo tus juegos con mis hijas, tus nietas, en el río. Me quedo con esas tardes que acompañaste con mates mis estudios de derecho. Me apropio para siempre de esa vez que te despediste, como sabiendo que algo se te estaba yendo.
Te vas vaciando. Sin poder evitarlo. Sin que Alzheimer te pida permiso, se queda en tu cabeza, te nubla la mirada. Y te enoja. A veces te enoja y me doy cuenta de que un poco te das cuenta del proceso.
Padre... cómo me duele. Ayer hablamos por teléfono. Y hoy, mi voz ya no tiene ecos en tu memoria. Soy olvido, puro olvido, y duele, cómo duele.

7 comentarios:

Antonio dijo...

Desde el calor de Santiago, conmovido, te envío mi mejor abrazo. Tu texto es emotivo y fuerte. Hermosa manera de desnudar el alma.

Orson Díaz dijo...

Abrazo fuerte.

Peregrina dijo...

Tus líneas me llegan justo el día del cumpleaños de mi madre... Te abrazo en el profundo amor que une aún a quienes no conocemos.

quique de Lucio dijo...

Un abrazo, sí se que es tremendo, yo lo viví con mi padre. Sus palabras me lo acercaron un poco.

Nanim dijo...

Antonio, Emilio, Peregrina, Quique... gracias por pasar, leer, conmoverse y abrazarnos los unos a los otros.

lolasoledad02 dijo...

se de lo que habla tu corazon...creo,porque he perdido a mi gran amor y cuando mas pasa el tiempo menos me conformo y mas duele su ausencia¡¡¡
.abrazo¡¡¡

Nanim dijo...

Esta enfermedad es casi como una muerte en vida. Un abrazo, Lola, y que puedas seguir adelante, aún con el dolor, sin conformarse, y extrañando...