sábado, 27 de agosto de 2011

¿Cuál impulso será más poderoso? - Nanim Rekacz


Han descubierto un planeta de diamante en la Vía Láctea. Pequeño, denso... orbita alrededor de un púlsar. Todos los joyeros y coleccionistas y multimillonarios del planeta Tierra elucubran cómo apoderarse de él, ambicionan una joya tallada en su carbono: un aro, una diadema, un anillo de bodas... Quién pudiera apoderarse al menos de una astilla de una cumbre diamantina, de un trocito traslúcido para engalanar una oreja, incrustar en un diente, encerrarlo en una bóveda bancaria...
Se desvelan imaginando el valor astronómico del metro cuadrado de diamante.
Es un bien tan escaso en la Tierra y por ende, tan costoso. Pero dudan... si hay mucho... la preciosa piedra cotizaría en picada.

Los habitantes de ese planeta, que también nos han descubierto, están calculando cuánto vale el agua que desperdiciamos, tan impunemente, aunque nos sobra...
Y tienen sed...

4 comentarios:

Leo Gut dijo...

Es curioso, porque esos mismos extraterrestres ya han sido divisados entre nosotros, y se sabe que al ver nuestro rico en agua, nos estan licuando de a poco. Ya comenzaron con el cerebro. ¿Cuándo llegaremos los peatones al planeta de diamante?

Nanim dijo...

Absorbidos por una manguera...

Netomancia dijo...

Que contrapunto brillante.
Me gustó!

Nanim dijo...

¡Gracias! Y conste que es cierto, que ese planeta acaba de ser descubierto...