viernes, 24 de junio de 2011

Inspiración - Nanim Rekacz



Quisiera tener motivos para escribir poemas límpidos, brillantes, que se les vean los dientes y tengan surcos de risas entre verso y verso.


3 comentarios:

José A. García dijo...

Esos suelen ser los poemas más difíciles de componer...

La oscuridad del alma, incluso de las más luminosas, siempre está más cerca de las palabras.

Saludos

J.

Nanim dijo...

Un día de estos meteré en una caja de vidrio palabras luminosas, las iré sacando una a una y con ellas escribiré un poema.

libertadymultinivel dijo...

no se me ocurre nada para ser sincero y es la mejor parte de mi vida. Siempre supe que cuando la cabeza no codifica lo que hay adentro y un signo de interrogacion habita en su imperio, es hora de que haya un abismo. Y tal abismo es de lo mas exquisito en la experiencia de vivir, piensenlo detenidamente: hay un deseo absurdo de hacer (escribir en mi caso) y una respuesta que es nula de mi cabeza, una busqueda de cualquier cosa, aunque sea miedo, aunque sea duda. En ese abismo habito, no es que me sienta mal, ni me atrevo a preguntarme, dejame en ese abismo donde esta el deseo sin codificar la busqueda de una excusa pa seguir escribiendo.