viernes, 29 de abril de 2011

Pérdidas inútiles - Nanim Rekacz

Una vez encontré una virginidad perdida pero nunca supe de quien era, venía sin nombre.
También encontré un montón de tiempo perdido, que nadie reclamó.

No pude usar ni la una ni el otro.

2 comentarios:

José A. García dijo...

Últimamente se encuentra más y más montones de tiempo perdido, en las estaciones de subte, en los cafés de la ribera, en los pasillos de los centros comerciales.

Y si, nadie suele ir a reclamarlo, quizá porque ni siquiera se dan cuenta que lo han perdido...

Pensar que sólo hay una vida...

Pensar...

Saludos

J.

Nanim dijo...

Es cierto, a veces nos damos cuenta que lo perdemos, pero es imposible recordar dónde.