jueves, 14 de abril de 2011

Anitas y Sofías y... - Nanim Rekacz

Me duelen esas niñas, instrumentos de venganzas y rencores,
destruídas sus vidas pequeñitas.
Me enerva
el acto mil veces maldito de sus ejecutores,
despiadados portadores de la muerte.
Imagino
su inocencia y confianza
traicionada
en ese apretón del alma,
ese golpe,
ese sumergirse final bajo las aguas.
¿Cómo defenderse,
tan frágiles?
¿Cómo escapar de las manos familiares
convertidas en garras?
Anita se agita inútilmente
intenta no creer pero la sorpresa
no es el encuentro sino la nada.
¿Sofía nos grita en silencio
desde el fondo del aljibe
donde nunca llegamos para rescatarla?
Se la tragó la tierra... o la devoró el mar,
o le cambiaron el nombre
borrándole su historia.

Ahora tenemos otras dos siluetas,
las fotos de sus rostros,
su corta historia en diarios y noticieros
por unos días...
¿Luego el olvido,
luego otras Anitas y Sofías, y Anitas y Sofías y los nombres
de niñas y de niños desvanecíéndose?

Asesinos suicidas, asesinos juzgados,
asesinos liberados, asesinos jamás hallados...
Secuestradores, traficantes...

Mientras tanto...
hogares que aguardan
a los niños que no llegan...
los que existieron un instante apenas...

Esperas y búsquedas
que no merecen finales sin regreso.

No hay comentarios: