lunes, 8 de noviembre de 2010

Certezas - Nanim Rekacz




Entre la culposidad y el enojo, oscilo.
Entre la resignación y la palanca originaria, oscilo.
Entre la idea y la acción, oscilo.
Entre ser luz y ensombrecerme, oscilo.

Soy la balanza.
Soy los platillos.
Soy la que pone el peso en cada uno de ellos.
Soy la que la sostiene.
Soy la venda en los ojos.

Oscilo, nunca equilibrio.




2 comentarios:

Eduardo Betas dijo...

La oscilación busca el equilibrio como todos los numeros al cero. Porque el cero no es la nada sino el todo. Como el equilibrio, contiene todas las posibilidades, todas las oscilaciones, es decir que contiene toda la vida.

En cambio la culpa, no es más que resaca que se va endureciendo, se hace costra, callo, deformidad que nos degrada.

Nanim dijo...

Lo único estable es el cambio.