martes, 20 de julio de 2010

Usurpadores - Nanim Rekacz

Qué fácil es para la muerte,
con tantos sicarios,
con tantos hambreadores,
con tanto vendedor de misiles...
Qué fácil es para la muerte,
con tanta corrupta impunidad,
con tanta mugre en el agua, en la tierra, en el aire...
Qué fácil es para la muerte, hoy,
descansar al sol...
mientras tantos humanos hacen su tarea
y sonríen mostrando sus dientes calaveras...

3 comentarios:

Víctor dijo...

Pues sí, Nanim, tienes mucha razón. Creo que la guadaña ya está más que oxidada por falta de uso.

Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Nanim, extraño tus cuentos. ¿Cuándo nos vas a deleitar con uno nuevo?

Nanim dijo...

Ya volverán, Esteban... Al menos volví a escribir...
Gracias Víctor por tu comentario.