jueves, 29 de julio de 2010

Rutina eterna - Nanim Rekacz



Cada día

amanecemos dioses

y anochecemos humanos

1 comentario:

Víctor dijo...

Muy condensado, pero muy potente, Nanim. Tienes razón, al despertar nos vemos capaces de afrontar cualquier empresa. Al anochecer, después de ver que no cumplimos ninguna de esas empresas, nos dormimos siendo humanos. Me gusta.

Un saludo.