lunes, 15 de marzo de 2010

Más de uno - Nanim Rekacz & Héctor Ranea & Sergio Gaut Vel Hartman


Obrador - Héctor Ranea & Nanim Rekacz
El Demiurgo miraba desolado sus paradigmas humanos. Quería destruirlos, habían salido horripilantes con esas excrecencias impares, pero se contuvo: ¿Y si al hacerlo no se producían terremotos, colisiones con asteroides ni catástrofes climáticas?

Anónimo - Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
Dios decidió volver a encarnarse. Eligió ser un oscuro burócrata en una oficina de inscripción de dominios inmobiliarios en un pueblo. No hizo nada especial. Transcurrió su vida y pasó desapercibido.

Vida efímera - Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
Soy el habitante de un deseo ajeno; ella me descubre, se abre como una flor, es un bosque blanco entre mis ráfagas, pero estalla el reloj y dejo de existir.

Victoria pírrica – Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
Para solucionar la crisis global, los ricos suprimieron la ley de ingravidez; ya no hubo mujeres grávidas, no nacieron más niños y los pocos humanos remanentes vivieron felices hasta la extinción.

Error subsanado – Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
—Qué difícil es hacerse responsable de la propia irresponsabilidad —dijo luego de apretar el botón rojo. Pero cuando constató que los otros también habían lanzado sus misiles, se sintió mejor.

Elección – Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
—A mí no me gustan las microficciones elegidas a dedo —dijo Dios. Y fiel a su costumbre lo complicó todo. Ahora se eligen mediante un sistema combinado de bingo, tómbola y lotería.

Ladrón – Nanim Rekacz & Sergio Gaut vel Hartman
Llegué a un lugar llamado quimera, utopía, delirio... hay pan casero, queso, casas confortables y agua pura. Aquí, los que le roban palabras a la mujer amada reciben, como premio, un beso.


Foto: Nanim Rekacz

No hay comentarios: