sábado, 10 de octubre de 2009

Nada más te pido que lleguemos juntos - Nanim Rekacz



La muerte es una abstracción, como el amor. Existen las muertes únicas, individuales, irrepetibles, personales. ¿Acaso hay un amor igual a otro? ¿No hay amores más o menos intensos? Así es como hay muertes inefables y muertes de telenovela, muertes invisibles y muertes de alcance mundial, muertes sin consecuencias y muertes que acarrean muertes.
¿Elegimos cómo, cuándo, dónde amar? ¿Decidimos a quién, por cuánto tiempo? No, nos aseguran...
Así es también la muerte: nos sorprende desnuda o vestida de fiesta, caminando descalza o volando en avión, armada hasta la dientes o desdentada...
Pero yo, querida, esta noche he decidido amarte hasta la muerte, para contradecir las verdades, para romper con los esquemas. No quiero que me veas morir, no quiero verte muerta. Y para amarte hasta la muerte moriremos juntos, sosteniendo y prolongando el orgasmo hasta que nuestros corazones estallen al unísono.
Te esperaré, no te adelantes...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una muerte sin dudas plena de amor :)

Anónimo dijo...

Me gusto este micro.Describe el amor y la muerte tal cual son.Sorprendente final.La vida es asi...contradecir las verdades,nos permiten las ilusiones. Ri