viernes, 30 de octubre de 2009

Enclave de sol - Nanim Rekacz

He comido palabras,
con sabor a sangre, vida y risa.
Mastiqué las metáforas
hasta que las esencias inundaron mi boca.
He mordido el sonido
de la voz en el aire
y acariciado memorias con los labios sedientos.
Te bebí con las manos
desnudando el recuerdo.
Y el sudor me rimaba
con los senos y el pelo...
Al final, un gemido.
Y después,
el silencio...

3 comentarios:

Víctor dijo...

Sí, después el silencio.... pero menudo silencio, Nanim. Esos tres puntos suspensivos al final prometen.

Un saludo.

Esteban Dublín dijo...

Me uno a Víctor.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Bellísimo...