jueves, 17 de septiembre de 2009

Ciclos - Rafael Vazquez & Nanim Rekacz

Mezcló un reloj de arena con una botella con barco. Creó un reloj de naufragios. Cada vez que lo daba vuelta, el barco se hundía y uno idéntico emergía al otro lado.

7 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Grandioso este cuento.

Felicitaciones a ambos.

Víctor dijo...

Me gusta esa imagen del barco hundiéndose y reflotando continuamente, Nanim. Un buen modo de contar el tiempo: contarlo por naufragios. Se hunde para volver a flotar, como el Ave Fénix renacía de sus cenizas.

Saludos lelos!!!

ecologismoliterario dijo...

Jejjeje! Eso sí que es un invento original. Se acabaron los souvernirs demasiado típicos! XD

Nanim dijo...

Rafael y yo estamos por poner una tienda de souvenires para náufragos.

Clau dijo...

El solo hecho de leerlo me dio nostalgia...

me gustó mucho :)

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Esperanza.Me hizo sentirla este micro...

ale dijo...

movilizantes imágenes. Gracias!