miércoles, 19 de agosto de 2009

Transitoriedades – Nanim Rekacz & Rafael Vázquez


La caravana y yo nos adentramos en el desierto, buscábamos el mar…
Nos perdimos en las infinitas dunas.
Nos habían dicho que sólo aquellos a los que se les llenan los ojos de arena del desierto y de sus espejismos, encontraban su camino. Entonces nos impregnamos de arena, la masticamos, llenamos nuestras aljabas y cantimploras con ella.
Dentro de una botella, la arena se convirtió en espejismo de un océano, un puerto, barcos.
Sin dudarlo, nos introdujimos en ella.
Zarpamos.

1 comentario:

Esteban Dublín dijo...

Desesperanza y desespero.

Prefiero tus cortos cortísimos, Nanim.

Un beso.