miércoles, 10 de junio de 2009

Anagnórisis

Al abrir los ojos constató que estaba ahí.
Cerrarlos, no sirvió de nada.
La conciencia ya lo había atacado y se desplazaba, invasora, por los neurotransmisores.

No hay comentarios: