lunes, 9 de febrero de 2009

Juegos de niños, juegos de adultos

-Papi, papi… vení a jugar conmigo…
El pequeño tironeaba insistentemente de la manga de la camisa de su papá que, sentado en su escritorio, revisaba muy serio sus papeles y los archivos de su computadora.
-Hijo, no puedo, estoy ocupado. ¡Claudia! ¡Vení a a llevarte a Gonza!
-Dale, pa. ¡Vení! Vamos a recortar figuritas de las revistas y las pegamos y hacemos un poster.
-No insistas, hijo, papá no puede, está muy ocupado, está trabajando. Ya sabés que papá es una persona muy importante y con muchas responsabilidades. No tiene tiempo para jugar. -Agregó Claudia, su mamá.- Vamos a pedirle a la nana que te ayude. Querido, ¿te traigo un café?
-Sí, Clau, y tratá de que Gonza no venga a interrumpirme.
-Tenés cara de preocupado. ¿Qué estás haciendo?
-Recortando empleos.

Nanim Rekacz, 9 de febrero de 2009

No hay comentarios: