domingo, 1 de febrero de 2009

Como buen ser contradictorio que soy,
amo lo urbano y la naturaleza pura,
me atrae la paz silenciosa y el ruido de motores en carrera,
la siesta leyendo y trekking por las mañanas,
el agua helada de los lagos y la bien caliente de la ducha,
el colchón conocido y el nuevo,
el recuerdo de sus besos y los besos olvidados.

10 de enero de 2009

No hay comentarios: