domingo, 13 de abril de 2008

Así veo yo

La Retinitis Pigmentosa

Fotografía  simulada de la visión normal

Fotografía  simulada de la renitos pigmentosa

¿Qué es la retinitis pigmentosa?

La retinitis pigmentosa es el nombre dado a un grupo de desórdenes hereditarios del ojo que envuelven la retina del ojo, la capa nerviosa sensible a la luz que reviste la parte de atrás del ojo, y que causan una reducción o pérdida en la habilidad visual gradual pero progresiva.

¿Cuál es la causa de la retinitis pigmentosa?

La retinitis pigmentosa es causada por una variedad de defectos de la retina heredados diferentes - que afectan la habilidad de la retina para sentir la luz. Los defectos de la retina pueden encontrarse en las células bastones de la retina (un tipo de células de la retina que se hallan afuera de la porción central de la retina y que ayudan a transmitir la luz sombría y que permiten la visión periférica), las células cono de la retina (un tipo de células de la retina que se hayan dentro del centro de la retina que ayudan a transmitir el color y los detalles de las imágenes), y, o en la conexión entre las células que componen la retina.

¿Cuáles son los síntomas de la retinitis pigmentosa?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la retinitis pigmentosa. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente, especialmente la severidad y la progresión que varían más obviamente. Algunas personas que tienen retinitis pigmentosa experimentan una pérdida de la visión lenta, muy progresiva, mientras otras pierden dicha habilidad visual mucho más rápido y severamente. Otros síntomas comunes pueden incluir los siguientes:

  • Dificultad para ver en la luz escasa (por ejemplo, en el atardecer o en un área pobremente iluminada) o en la oscuridad.
  • Una disminución en el campo visual, bien sea en la visión central (una condición llamada distrofia macular) o la visión periférica (algunas veces llamada la visión del túnel).
  • Una dificultad para ver los objetos que causa tropezones y deslices; torpeza (se presenta con la pérdida de la visión periférica).
  • Deslumbramiento.

1 comentario:

Antonio dijo...

Ver y no mirar.
mirar y no ver que nos miran.
sentir la mirada del otro y ser observado. Ser objeto de miradas y ser mirado. Mirar sin ver.
No ver más allá de nuestras narices.
Ciego.
Siempre es igual cada uno es la repetición del otro.
Miradas.