viernes, 24 de marzo de 2017

MANDACIERTOS

No desertificarás.
No le extraerás a la tierra sus retoños salvajes
ni arrancarás su monte,
tampoco harás leña con los bosques nativos.
No soltarás el ganado en los cultivos
aunque el precio de la carne
sea más lucrativo que los cereales y las hortalizas,

ni lo alimentarás en prisiones de engorde
preparando su muerte.
No quemarás los pastos
para sembrar monocultivos genéticamente fabricados
que agotan los nutrientes.

Resignarás un poco de ganancias ahora
en beneficio de mañanas que no vivirás.
Cuidarás el agua
y el verde

y el aire
y los hijos, y los hijos de los hijos, y los hijos de los hijos de los hijos

(propios y ajenos)
disfrutarán la herencia
sin maldecir tu nombre.

lunes, 20 de marzo de 2017

LISTADO INCOMPLETO DE MENUDENCIAS


el hastío de tus horas
durmientes sin belleza

la mustiedad frutal de la sangría
un día después,
avinagrada

miles de tapitas de cerveza
oxidando la arena

los restos de jabón usado

las almohadas que perdieron su forma acogedora

el alambre del corpiño rompiendo su costura
clavándose en el esternón

los ruedos descosidos de los pantalones,
bordes deshilachados

la huella redonda de una copa de vino sobre la mesa,
evidenciando soledad

los fenecidos cabellos enredados en el desagüe de la ducha
trozos de uñas recortadas, el escupitajo con dentífrico ensangrentado

boletos perdedores de loterías que no me enriquecieron

el maquillaje de las noches de juerga que permaneció sin quitarse,
dibujando una máscara triste

la papelera de reciclaje desbordando de archivos

el gusto desagradable de la borra de café en el fondo de la taza
provocando la náusea

la última rayita de batería del teléfono, antes de apagarse,
roja, titilante

paraguas dados vuelta con el viento, convertidos en cuencos para lluvia

las palabras desvanecidas en la punta de la lengua
impronunciables

el hormigueo en los miembros entumecidos, pesados como hierros

el agua para el mate, hirviendo por descuido

la cerradura aspirando ser abertura, balcones sin Julietas,
Odiseas minimalistas en la carretera, el aula, la oficina, la fábrica, el surco

pan con moho

fluidos cloacales penetrando las aguas, violadores sin castigo

peces ignorantes del océano más allá del cristal de su pecera
y confundiendo la mano que les arroja alimento
con Dios

el sudor impregnado en las axilas de las camisas, en las plantillas de los zapatos,
en la entrepierna de los calzones, los calcetines sin par

el aliento etílico capaz de encender fogatas y difundir verdades

la rosa mustia arrojada al zafacón, cumplido su breve ciclo

las manchas obscuras y las áreas despigmentadas de la piel, las arrugas,
las bolsas, los colgajos, las estrías, las cicatrices, el sangrado menstrual,
femineidades poco valoradas

el reincidente polvo en los muebles
las hormigas, los mosquitos y las cucarachas volviendo después del pesticida, zombies

los ensordecedores ruidos de la tripa vacía

el silencio de la alcancía sin monedas

trenes perdidos y calesitas quietas

etcéteras



Y saberse
 envejeciente,
mortal
finito,
sustituíble,
olvidable,
intrascendente...


#NRenPR


viernes, 17 de marzo de 2017

APALABRANDO SUEÑOS

Necesito una casa transparente,
volátil,
cuyos cristales puedan desaparecer
fundidos en el aire
y yo
pueda mirar y oler y oír en derredor
sin límites
el cielomar, las nubestrellas, ela soluna,
las olasbrisas, lasavespeces,
la arenaespuma.
Me hace falta
un apagón de ruido,
el cese indefinido de los plazos y las metas,
el fin de los pronósticos,
viajar sin pasaporte ni visado,
dejar de cumplir años, y empezarlos.
Quiero
permitirme la aventura cotidiana,
aprender sin manuales ni exámenes forzosos,
ser capaz de comunicarme con la mente.
Pero por sobre todo, preciso acabar con las guerras
la discriminación y la violencia
con sólo un parpadeo.
Un pase mágico y zas! Todos felices...
en este planeta pródigo.
Necesito
estrenar palabras convocantes,
construir metáforas que quemen como antorchas,
parir personajes de liderato incorruptible,
escribir una historia
que se vaya haciendo realidad frase por frase.
Un libro colectivo,
una manifestación de verdades desnudas,
una explosión de conciencia y empatía
urge,
aquí y ahora, allá y ahora, más allá y ahora.
Es que ya no puedo tolerar
tanta tristeza, desigualdad y desesperanza.
#NRENPR
ESCRITO ON LINE. SUJETO A CORRECCIONES. QUIZÁS.

jueves, 2 de marzo de 2017

BROOKLYN BROWN ALE



Acaso se masturban las anémonas?
Cómo es el acto sexual de las amebas?
Sienten amor las medusas? Por eso brillan?

Mis pies son un barro que se hunde en los huesos de la tierra;
mi espalda doblada, pesada de alas rotas
cuerpo trampa reja.

No hay casualidades.

Todos los pasos dados me trajeron hasta aquí:
estoy en este bar de Puerto Rico bebiendo una cerveza Brooklyn Brown Ale,
chateando con mi amiga Julia en Barcelona,
contándole de los argentinos que conocí en Colombia
y de la escritora que encontramos en Luquillo
y nos invitó a su departamento en la cima del Playa Azul.

Bailamos tango en la terraza, comimos ñame y tomamos vino.

Dicen que desde allí arriba pueden verse los tiburones
nadando cerca de los bañistas.

A los escritores no se los comen las bestias.
Todo es causal. Sólo podemos manipular el para qué.
Fluir y dejarse llevar y asombrarse con el universo
y gritar
y reir.

Julia, desde Barcelona, me comprende en esta puertorriqueñidad algo absurda.
Ambas partimos de Argentina, de Neuquén, con una valija de sueños.
Y todo fue diferente a lo planeado.

Acaso se masturban las anémonas?
Las ballenas hablan el lenguaje de sus ancestros primigenios?
Su frecuencia coincide con el de las estrellas?

Bailamos tango en la vida.
Acróbatas del abrazo.


lunes, 12 de diciembre de 2016

RESPONSABILIDAD ILIMITADA


Hay temas de los cuales cuando adviertes, te dicen que exageras. Luego resulta que no solamente no exagerabas, sino que te quedaste corto. Y quienes deberían haber hecho algo y minimizaron la cuestión, ahora se les fue de las manos y quedamos todos desmadrados. 
Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver ni sordo que el que se niega a oír, pero peor es el que debe hacer y omite hacerlo y para colmo, hace lo que no debe, deshace lo bienhecho y promueve lo malhecho. 
Entonces, te convocan para que arregles el lío.
Y uno va... qué más...
Porque siente culpa por no haber sido más insistente o buscado otras maneras más audaces para evitar que sucediera el desastre.

domingo, 4 de diciembre de 2016

CON ALFONSO PEDRAZA EN "GENTE DE POCAS PALABRAS"

Alfonso Pedraza me invitó a participar de Gente de pocas palabras, programa radial dedicado a la difusión la minificción universal que se transmite desde México. 
Le envié, pues, algunas grabaciones de mis textos y datos de mis publicaciones. 
Este es el link de la radio: Xecarh y la publicidad del programa:


Muy agradecida desde ya por la invitación y un honor haber compartido el espacio con los textos de Caza de conejos, del escritor uruguayo Mario Levrero.




DISCULPAS POR EL SONIDO DE MIS GRABACIONES, ESA TARDE LOS VECINOS HABÍAN PUESTO MÚSICA Y ESTABAN TRABAJANDO CON UN TALADRO EL EL PISO DEL DEPARTAMENTO SUPERIOR.




domingo, 23 de octubre de 2016

UMAMIS


Arándano, grosella, frutilla, frambuesa, mora, boysenberry. 
Palabras que hacen crhhhs al pronunciarlas,  se deshacen en la boca con dulzor y acidez, nos llenan de jugo la lengua... 
Palabras rojas, moradas, carmesí, violetas, azules. Palabras fruta.


miércoles, 19 de octubre de 2016

DES-HACERSE


Al amanecer se levantó, como siempre, en el silencio amplio de su casa vacía. Vistió las mismas ropas que el día anterior. Se hizo unos mates, escuchó de fondo algunas noticias en la tv. Miró por la ventana el cielo ancho, oyó los pájaros en el jardín, dio de comer a los gatos.
Toda la memoria pesaba en las entrañas. Imágenes de recuerdos se entremezclaron, desde su infancia hasta el presente. Se recordó pequeña hija, se vio joven embarazada, se vio hija madre, se presenció hija vieja y madre sola. Sola. Toda la vida pesaba, una montaña a la que había ido, insistentemente, y ahora se le montaba encima, le doblaba la cintura, le quebraba los tobillos, le arrancaba lágrimas.
Si pudiera volver a nacer... no nacería, se dijo.
Apagó la tv, dejó el mate frío y la pava en la cocina, les hizo caricias a sus gatos ya dormidos.
Tomó al azar un álbum de fotos de momentos felices, creídos para siempre alguna vez. Pensó en todos los sueños y las luchas que se desvanecieron en desencuentros, desamores, fracasos, olvidos y dolor. Sobre todo dolor. Y tristeza. Se dio cuenta de que no estaba sola, que la tristeza era compañera, la de antes, la de siempre, constantemente renovada y tumoral, abarcándole cada célula del cuerpo y del alma.
Miró su celular, aún sabiendo el resultado: no había mensajes, no había llamadas perdidas. Ningún mensaje ni llamada de esas que uno desea, espera, necesita, cree merecerse. Lo dejó sobre la mesa.
Tomó su cartera, un abrigo, las llaves. Abrió la puerta, salió, cerró. El cielo seguía siendo azul y los pájaros llenaban la mañana de trinos. Imaginó sonrisas, abrazos, celebraciones... en otras casas, con otros rostros, los rostros amados en otras casas. Vidas felices o no tanto...
Pensó que sería bello caer en un pozo en el país de las maravillas y no regresar. O atravesar el cristal y llegar al país del espejo, y ya no volver.
Se fue.


https://www.facebook.com/notes/nanim-rekacz/des-hacerse/10152374973851835

domingo, 16 de octubre de 2016

LIBROS AC


En San Juan hay una librería dentro de un bar o un bar dentro de una librería, un circulo dentro de otro, un caracol. En las mesas, personas solas escriben en sus computadoras mientras toman un café o se distraen con sus celulares, o leen un libro. Otros, en grupo, dialogan, ríen, beben, comen un trozo de tarta o un bocadillo. 
La librería se enrosca, sus anaqueles delimitan una circulación concéntrica. La música instrumental acompaña y relaja. 
Escucho fragmentos de diálogos, comentarios de política local, de eventos literarios, viajes, cuestiones de amistad y amores, alguien que se muda al continente. Palabras que fluyen, circulan. Como yo, que me observo desde la vereda, una mujer solitaria en una mesa, mirando hacia afuera su adentro.

#NRenPR


viernes, 7 de octubre de 2016

AY, HAITÍ


Naturaleza. Humanidad. Haití. Gastos monstruosos en armamentos. En tecnología para ir a Marte. Haití. Corrupción feroz de funcionarios pseudo-democráticos. Trata de personas. Migraciones forzosas. Haití. Terremotos. Huracanes. Biotecnología y transgénicos. Violencia de género. Haití. Discriminaciones. Guerras por poder, por religión, por territorio, por ideología, porquesí. Haití. Obesidad mórbida de azúcares, colas, frituras, procesados, químicos, conservantes. Desnutrición. Haití. Mortalidad infantil. Abortos clandestinos. Asesinato de animales hasta la extinción. Desempleo, subempleo, subsidios politiqueros. Fundamentalistas del odio. Haití. Contaminación. Explotación de recursos dejando tierra arrasada. Nuevo esclavismo. Haití. Campamentos de evacuados, de refugiados. Huir de todo. Huir hacia donde. Huir sin nada. Naturaleza inconsciente. Humanos inconscientes. Impotencia de la palabra. Inutilidad a gran escala de las pequeñas acciones. Haití. Me duelen. El ovillo está lleno de nudos. Escéptica de cambios positivos. Naturaleza humana perversa, no empática, egoísta. Los terremotos y los huracanes no son achacables a dioses benditos ni malditos, ni son castigo de pecados. No eligen el curso del oleaje, ni la potencia de la rotura de una grieta, ni la velocidad del viento. Pero cada uno de los actos humanos individuales y colectivos son responsabilidad absoluta de sus protagonistas. Haití. Mierda. Qué podemos hacer por Haití? Qué carajos puedo hacer por Haití?
#NRenPR


IMAGEN: People wade across a flooded street while Hurricane Matthew passes through Port-au-Prince, Haiti. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

domingo, 2 de octubre de 2016

RECETA PARA UNA DANZA ORGÁNICA



Para bailar así no hacen falta zapatillas de punta ni sandalias de taco ni charoles.
Ni siquiera es imprescindible contar con una pista lisa y brillante.
No se requieren orquestas ni equipos de sonido poderosos,
tampoco escenografías, vestuarios o iluminación sincronizada electrónicamente.
Las marquesinas con nombres prendeapaga, no son necesarias.
No importan nada la altura, la delgadez o las curvas de los cuerpos
Taquilla, publicidad y prensa, pueden pasarse por alto.

Pero es requisito indispensable sentir, latirse con la tierra, a puro pies descalzos.
Ser danza.



sábado, 24 de septiembre de 2016

OLIVER



Tuvimos (o nos tuvo) un caniche que reía.
Fue nuestro (o fuimos de él) tan sólo un año.
Pero puso patas arriba la casa y todo el universo.
Yo creo que no sabía que era un perro:
Jugaba por igual con nosotros, con los gatos, los peluches,
se sentaba en el sillón, dormía en la cama.
Aún siento la tersura de sus rulos entre mis dedos
y ese aroma especial que exudan los caniches.
Era demasiado pequeño para cruzar la calle solo.

BREVE CRÓNICA DE UNA AÚN MÁS BREVE "AMISTAD"



Veo la notificación de un nuevo pedido de amistad en Facebook, constato que tenemos varios contactos en común de la ciudad donde vivía en Argentina, Neuquên, y lo acepto.
Minutos después me habla por chat (transcribo diálogo textual):
-hola de dónde eres? -lo primero que pienso es, es argentino, por qué me trata de tú?
-Lo que dice mi perfil -contesto, lo cual es obvio: puede verlo y ahí está mi información.
-ah -escribe, y no respondo.
-no estás soltera -afirma o pregunta, segundos después, quién sabe, no se si ha leído o no el perfil, ya que ahí lo especifica.
-No -respondo. Y lo bloqueo.
Fin de la no-historia.

jueves, 15 de septiembre de 2016

EL CUENTO O LA VIDA



Un cuento: “Había una vez (…) Fin.”
La vida: …existía antes de mí y continuará cuando no esté…
¿Cuál es la diferencia entre ser un personaje o un mortal ser viviente? ¿Es posible ser ambas cosas?
Me agrada considerar la existencia de más opciones: que por mis acciones puedo ser persona, creadora de personajes, personaje de historias imaginarias inventadas por mí, y motivadora de personajes de otros escritores y lectores.
En todos los casos, la opción que me inquieta es no ser protagonista, y tener un papel secundario apenas relevante, mediocre, u ocupar el lugar de un testigo inactivo, ser relegada al olvido.
No quiero, estoy segura, pasar desapercibida ni por la vida ni en la ficción. 
Pero para dejar huellas es preciso dar pasos allí donde nadie los ha dado. Escribir lo no escrito.
Atreverse a destacar.





domingo, 11 de septiembre de 2016

INSPIRACIÓN TAROTISTA



...y entonces aflojó la tensión en el bajo vientre y dejó salir su preñez con gran oleaje y turbulencia. Ese fue el origen del océano, los peces y todas las criaturas acuáticas, incluso de las que luego se atrevieron a volar y posar sus pies sobre la tierra firme, respirando aire. 
La inasible añoranza del origen es la razón última (y primera) de la salinidad de las lágrimas humanas.



https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10154565484041584&set=a.10151644808481584.1073741825.527491583&type=3&theater