lunes, 29 de mayo de 2017








Hace dos años me iba de Argentina dejando a mis dos hijas, Leslie Rosales y Grisel Rekacz y a la pequeña Xanthé de apenas un mes. Mucho ha sucedido allá y aquí, en Puerto Rico, durante esas dos vueltas del la tierra al sol. Dos niñas más han llegado: Ámbar el 25 de diciembre del año pasado y Esmeralda el 2 de abril de éste. A la más chiquita aún no la conozco. Hay días que la emoción me desborda, que la necesidad de abrazar a mis hijas y conversar con ellas, de jugar y mimar a mis nietas, se hace difícil de controlar. Sobre todo cuando hay una limitación legal para viajar. Xanthé ya cumplió 2 años, Ambar ya tiene 5 meses y Esmeralda cumplirá 2 meses en unos días. Disfruto y me siento en casa en esta CasaIsla, estoy rodeada de paisajes increíbles, un clima perfecto y profundizando amistad con gente espiritualmente superior, talentosa, generosa. 
Dificultades? Obvio, no existe perfección ni acá ni allá. Pero a dos años se fuerza el balance y la conclusión es sencilla: los afectos, la familia, algunas amistades, eso eslo que se extraña. Lo que hace falta. Ni la llamada patria, ni la bandera. ni el dulce de leche, ni el asado, ni el Fernet con Coca Cola, ni la pizza o las empanadas, menos aún el clima extremo, los vientos densos de polvo y las erupciones de volcanes. Se extraña ese contacto con los hijos, la mamá, las hermanas y hermanos, y algunos amigos entrañables, familia elegida, esos compartires con ellos espontáneos, las juntadas a tomar mate, las visitas tucasaolamía, la complicidad del recuerdo compartido, de la historia transitada juntos. Ni todo el amor del mundo sería capaz de compensar esa ausencia. 
Entonces pienso en mis abuelos que dejaron su tierra y sus familias más allá del Océano para jamás volver, ni siquiera pudieron enviarse cartas o acudir a una llamada telefónica y menos aún un videochat, que nunca nunca pudieron sacar un pasaje o mandar pasajes, en mi papá que careció de abuelos. 
Y entonces me digo eso pasó en 1924 y sucede ahora, familias enteras devastadas por guerras, migraciones, pobreza extrema. Familias rotas, que se parten y saben que reunirse otra vez será imposible o casi. Niños que vagan huérfanos, padres que despiden a sus hijos en barcazas, abuelos que ni siquiera saben si tienen o no nietos, nietos que nunca conocerán a sus ancestros y cuyas historias se perderan en la desmemoria. 
Entonces dejo de condolerme tanto, de flagelarme como si lo mío fuera tanta tragedia, me ubico en tiempoespacio y me digo, gracias, vida. Gracias por la distancia transitable, por el tiempo asequible, por los medios a los que puedo acceder para comunicarme, gracias por poder transportarme en algún momento de ida y de regreso, por Internet y computadora y teléfonos celulares, por las tarjetas de crédito y los puntos de Latam, gracias por el videochat y las transferencias bancarias, gracias por saber que sí, que puedo, que voy a poder, pronto, tomarme un vuelo en Copa o en Avianca de San Juan a Buenos Aires y luego uno de Lan de Buenos Aires a Neuquén y como 24 horas después de la partida reencontrarme con esos amores. 
Sólo necesito algo mientras tanto, algo que no se compra ni se vende ni te regalan ni se encuentra, algo que debe crecer desde adentro y extenderse por cada célula de mi organismo: paciencia. Y entonces, ocurrirá la magia.


MANTRA


Dejar de quejarse por pavadas y vivir de la mejor manera posible con lo que a uno le toca. Más o menos grave, está en nosotros mismos, en nuestra actitud para seguir adelante, el cómo lo hagamos.

SALUTACIÓN


Buen dia. Que sea de aprendizaje. Que domine mis fantasmas y monstruos. Que sea creativo. Que perdone y olvide maldades y descepciones. Que sea útil. Que reconforte. Que sea productivo. Que si soy necesaria, ayude. Buen dia.

domingo, 28 de mayo de 2017

PASO CÓRDOVA


Ella solía ir a buscar
geodas y amatistas.
Algunas se dejaron encontrar
y se mudaron.
Ahora habitan un cuenco
en un estante.
Observan.


#NRenPR pero siempre #NRenARG

DESHACERES



Me sudo, me lloro, me lamo.
Me desangro.
Me salivo, excreto, me arrugo.
Orino, escupo, estornudo.
También trago.
Consumo y devoro y vomito.
Me duelo, me quiebro, me doblo.
Me duermo.
Despierto.
Emano fluídos.
Absorbo toxinas.
Expulso vapores.
Me crezco de uñas, de pelos, de granos.
Me engrueso y comprimo.
Me seco, despellej, me asfixio.
Me toco, me mido, me peso, me miro, me odio.
Envejezco.


#NRenPR

COSECHARÁS TU SIEMBRA


Cuando conocí la casa de mis padres, los árboles florecieron revistas y frutecieron libros.
Me comprendí.
#identidad

sábado, 27 de mayo de 2017

REALFICTION


En Miami un policía mató a un caníbal desnudo que le masticaba la cabeza a un hombre. En Iowa un tipo ebrio manejaba su auto, acompañado en el asiento delantero por una cebra y un loro. En Siria, el régimen de Al Assad asesinó en Al Hula a 92 personas, entre ellas 32 niños. Y así...
Uno lee los diarios y se pregunta ¿sobre qué puedo escribir un cuento, si la realidad supera la ficción?


DE NANORODS Y NANÓSFERAS


Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) de los Estados Unidos han desarrollado parches que contienen pequeñísimas partículas de oro: nanorods y nanósferas.
Las nanóesferas no se calientan en respuesta a la radiación infrarroja y se utilizan para entregar ARN, lo cual constituye una terapia génica cuyo objetivo es silenciar oncogenes (como su nombre lo indica, los oncogenes son genes que hacen que las células sanas se transformen en células tumorales).
Los nanorods son capaces de localizar tumores y luego, al absorber energía de la luz infrarroja aplicada y emitirla como calor, destruirlos con mínimos efectos secundarios. No mencionan cuáles serían dichos efectos.
Sin embargo, pareciera ser que hay un fail en los comandos de estos émulos del submarino de Verne, por lo cual nanorods y nanósferas viajan perdidas por el organismo, dejando como rastro unas delgadísimas estelas doradas.

#NRenARG
#Facebook
https://www.facebook.com/nanim.rekacz/posts/10153709529512984
Imagen: https://www.wpi.edu/news/announcements/developing-next-generation-anticancer-agents

martes, 23 de mayo de 2017

Y TODOS FELICES


Cuando me ven piensan que soy alemana, nórdica, norteamericana o de algún país del este de Europa. O rusa. Entonces, me hablan es inglés, alemán, polaco, etc. Yo les respondo que sólo hablo castellano, español. Y como pronuncio con zeta asumen, de inmediato, que provengo de España. No, les aclaro, soy de la Patagonia, de Argentina. Ellos insisten: Pero hablas como española...
Las miradas de desconfianza e incredulidad me llevan a pensar que dejaré de explicar que el zetismo es producto de una deformidad de mi paladar y, en cambio, les contaré una fantástica historia acerca de mis orígenes y viajes. Una que hasta yo misma me la crea.

POLIMORFISMO CULTURAL


Tomo mates amargos hechos con yerba argentina comprada por Amazon y que me llegó desde California, acompañados por una una dona rellena. Mientras, observo el océano Atlántico desde el balcón de un departamento en un edificio de nombre italiano (Maranelo) rentado a través de Airbn en esta ciudad puertorriqueña del Oeste llamada Mayaguez. Escribo en una MacBook Air cuentos que pueden ser leídos en cualquier lugar del mundo por Internet, escucho bachata y chateo con una amiga de la Patagonia que se encuentra en Grecia, le cuento que cenaré mofongo, arroz y habichuelas y que aquí hay Uber.
No me vengan a hablar de nacionalismos y fronteras, ojalá no existieran.

#NRenPR

EL SUEÑO DEL CASTILLO PROPIO


"Italia está regalando algunos de sus viejos castillos, os explicamos cómo conseguir uno", expresa el asombroso titular de la noticia, acompañada por la imagen de una construcción de piedra semiderruída, instalada en un verde paisaje alucinante.
Son, precisamente, 103 villas, posadas y castillos; la siguiente tanda será de otros 200. Claro, la condición es restaurarlos y ofrecen el módico plazo de 9 años, prorrogable 9 años más.“El objetivo es que estos edificios públicos y privados que están en desuso sean transformados en instalaciones para peregrinos, excursionistas, turistas y ciclistas.” El plazo para presentar proyectos vence el 26 de junio.

Me paseo, fascinada, por la galería de imágenes. 
A mí el único proyecto que se me ocurre, al alcance de mi bolsillo y atento el escaso tiempo disponible hasta el vencimiento (un mes), sería adquirirlo, dejarlo como está y convertirlo en set de filmación y estudio para tomar fotografías. Aunque tengo mis serias dudas respecto de la aprobación de mi solicitud, estoy considerando arriesgarme.

LUGARES COMUNES


Escucho una canciones por la radio. Dicen cosas como contarle las peras al olmo, que después de todo hay nada, resolver el acertijo, vida loca, arenas movedizas, creo en el amor, creo en ti, nadie te amará como yo, bailemos hasta que salga el sol... Y me pregunto si existe algo así como una batidora de frases hechas, de proverbios, para fabricar letras de canciones. 
Quizás por eso resultan tan pegadizas, tan apropiadas para reafirmar la ideología estupidizante y convencer a los oyentes acerca del amor para siempre y sólo conmigo, reafirmar la superficialidad sin compromisos, excitar la libido y promover con tanta eficiencia técnicas para mover el culo sin agitar las neuronas.

lunes, 22 de mayo de 2017

VIAJAR TE HACE CRECER




Conoces personas, escuchas historias, descubres paisajes ya descubiertos pero que con tu mirada adquieren brillos y sombras nuevos, transitas espacios en los cuales el tiempo posee dimensiones diversas, se acelera o demora hasta casi detenerse. 
Las palabras de los otros dialogan entre sí en la memoria construyéndose vínculos y se engendran poemas y cuentos, germina toda la imaginería y hasta los sueños se alimentan. 
Viajar te hace crecer. Por eso, al regresar, el hogar suele sentirse más pequeño de lo que recordábamos, como si fuéramos Alicia después de comer el pastelito... y deseáramos que nunca nos proporcionaran el jarabe reductor.


Imagen: mural en Galería Betances, Mayaguez, Puerto Rico.

sábado, 20 de mayo de 2017

PESCADORES DE MAYAGUEZ


Caminando por la playa me encontré con varios hombres aferrando la soga que, allá lejos, iba a hundirse en el mar. Uno de ellos contaba 1, 2, 3 y entonces, todos tiraban con fuerza. Seguí adelante hasta toparme con otro grupo de muchachos haciendo lo mismo, bajo las órdenes del más viejo de ellos. Entonces intuí la red, imaginé los peces. El sudor no representaba actividad deportiva, ni un juego, esos músculos constituían la herramienta de trabajo proveedora del salario (nunca mejor llamado así) y el alimento. La seriedad de todos los rostros denotaba el esfuerzo.
Me acerqué y saludé pero solo me respondió quien daba las instrucciones. Pregunté si había buena pesca, y qué salía. Me dijo que sí, que atrapaban róbalos, macacos, morrajas y manchegos, meros. "Venga en media hora y podrá verlos".
Al regresar de mi caminata observé que ya habían terminado y se alejaban. Lamenté no poder testimoniar el momento culminante de la pesca y a la vez agradecí no tener que presenciar el espectáculo de la muerte. En la arena quedaban algunos montoncitos de algas, una estrella de mar rota, una cabeza de pez; en el cielo, revoloteaban unas gaviotas. Había, sin embargo, un hombre allí, de piel oscura y cabellera larga, ensortijada y canosa. No pude precisar en mi memoria si era alguno de los que tiraban de la soga, pero me pareció que no. Fui a su encuentro y conversamos, confirmó que había sido una buena pesca, de peces grandes. No sabía los nombres de los pescados de pequeño porte (ya no eran peces) que, a sus pies, ya estaban laxos. Eran unos quince y los enhebraba uno por uno con un cordel pasándolo por una branquia y sacándolo por la boca. Algunos eran para comer, me dijo,"Son ricos a la sartén, fritos con aceite" y los demás los vendería. Sonreía. Presumí que habría sido esa su paga, o los demás pescadores le habrían dejado los pequeños, inservibles para la venta de mostrador. Quizás un gesto solidario con el amigo humilde... No me atreví a indagar al respecto. En unos bancos, más lejos, el grupo de pescadores estaba sentado, descansando de la ardua labor. Tampoco me animé a ir, no sé, supongo que porque sentí que podía interpretarse como una curiosidad invasiva de turista. 
Proseguí mi paseo. Arriba, las gaviotas hacían círculos, aguardando, pacientes, a que el último de los hombres se alejara de los restos.

#NRenPR

MANGO NO ES MANGÓ


Cuando en las horas de siesta
la acaramela el calor
 y en la hamaca se desnuda,
Mayagüez sabe a mangó"
escribió el poeta Luis Llorens Torres 


Y así fue como vine a descubrir que aquellos mangos que comprara y comiera en Argentina no son estos mangó acentuados de Puerto Rico, menos aún los de Mayaguez, capital del mangó. No saben igual, ni huelen igual.
Fruto dorado, dulce y fresco, una joya apreciada y costosa en mi lejano sur y aquí es casi una plaga. Abundan los enormes, gigantescos árboles por las calles, las plazas y las casas. Las copas están pletóricas de frutos, cuento en cada rama unos cincuenta, multiplico y me asombra calcular que hay mil por árbol, quizás más. Escucho todo el tiempo cuando crujen las ramas al ir cayendo cuando están en su punto y luego, el golpe sordo contra el suelo. Frente a mi alojamiento hay tres árboles más altos que el edificio de cinco pisos y se asemejan a pinos navideños saturados de borlas. Sobre la vereda y en el asfalto, cientos de mangós se acumulan, plop, crash, plop, ruedan calle abajo, alfombran de amarillos en diferentes tonos los pastos siempreverdes. Los automóviles los pisan. Los insectos aprovechan los rotos. Emana un aroma dulzón de los más maduros. Alguien pasa con una bolsa y junta los que lucen mejor y yo hago lo mismo. Me lleno las manos, los brazos, los bolsillos, el bolso... Y luego me río porque siguen cayendo, plop, crash, plop. Son más de los que se pueden juntar y comer. 


Tierra pródiga ésta, como pocas, como ninguna que conozca. Una tierra que produce alimento hasta en las calles, que ofrece en demasía sus entrañas. Mangó, panas, quenepas, guineos, cocos... allí por donde pase los frutos crecen y están al alcance de las manos. Cómo ser pobre y pasar hambre en este territorio donde el maná no requiere de milagros de dioses? 
No soy creyente pero comprendo por qué tantos dicen que éste es un país bendito.


#NRenPR

viernes, 5 de mayo de 2017

CORDERO SIN DIOS

🙈 🙉 🙊

Propietario del campo,
dueño del rebaño,
cordero,
lobo,
proveedor de insumos,
matarife,
comerciante intermediario,
consumidor de carne y lana,
turista campestre...


¿Hay otra trama posible? Me gustaría creer que sí.

ENTREVISTANDO A UN DELINCUENTE



El periodista le pregunta al delincuente por unas zapatillas hermosas, de marca, que lleva puestas.
-No son robadas, me las compré, me salieron 300 -responde el muchacho, oculto tras un pañuelo que le cubre el rostro y una capucha que oculta su cabello.
-¿De donde sacaste la plata? -pregunta el periodista.
-La robé -contesta.
-¿Se la robaste a alguien que se la ganó trabajando? -continúa interrogando.
-Sí -dice el pibe- pero yo me la gané robando, es igual.
Mientras tanto sonríe y manipula el revólver que le afanó a un policía federal. Antes, ha contado que lo había disparado ya varias veces. Se siente orgulloso y satisfecho por sus acciones y no demuestra ninguna clase de culpa o cargo de conciencia por los daños y perjuicios cometidos contra sus presas.


O sea, ¿robar es un trabajo? Es muy interesante analizar el proceso lógico mental de sus argumentos. Robar se ha convertido en un trabajo digno y respetable, es el ejemplo que recibe la sociedad de sus líderes (políticos, empresarios, sindicalistas y similares). En la cumbre de nuestra sociedad está el éxito material y convengamos que ese éxito suele provenir de la explotación (que es un robo), las guerras (asesinatos legales), el narcotráfico (fábrica de muerte), la corrupción (otro afano legalizado). Esa gente en el poder luce y brilla. Los admiramos y los imitamos. Se llama ideología dominante. 

Pero resulta que ser pobre no te hace ladrón, ser marginal no te hace asesino, achacar a la pobreza el delito es cerrar los ojos, no querer ver la realidad del conjunto. Se puede ser pobre y no robar ni asesinar, eso es lo que hace la gran mayoría de los pobres. Hablo por experiencia personal; por razones laborales y de mis actividades he conocido cientos de personas humildes a las cuales jamás se les ocurrió ni se les ocurriría agarrar un arma, robar, asesinar. He trabajado con los sectores más marginales y estudiado al respecto durante gran parte de mi vida.

Volvamos al tema de la violencia y el robo, del delito ejercido por un individuo en contra de otro, cara a cara, a mano armada, puño. A ese que hurta, roba, mata para obtener sin trabajar lo que otro consiguió laborando. Juzgamos a ese individuo, lo despreciamos, deseamos que pague el daño, que se pudra en la cárcel. Nos asquea su desparpajo, nos atemoriza su falta de empatía con las víctimas. No le importa si es un niño, una joven, una embarazada, un viejito. Quiere lo que el otro tiene y lo toma. Nos parece que eso está mal, que esa persona está equivocada, que es un incivilizado, un inadaptado social.

De acuerdo. Pero entonces, ¿por qué medimos con una vara tan blanda a los delincuentes que gobiernan, a los que por medio de sus intermediarios, sus resoluciones, decretos, leyes, sentencias, actos, omisiones, tramoyas, coimas, etcéteras, etcéteras hacen exactamente los mismo con el conjunto de la sociedad o sectores de ella? Alguien estampa una firma que reduce las pensiones y condena al hambre y a la pena a cientos o miles de ancianos; alguien elimina medicamentos de las listas de suministros gratuitos y decenas mueren anticipadamente por no poder adquirirlos; alguien pide préstamos como funcionario del estado y lo utiliza en beneficio propio y de sus amistades y familiares sin invertirlo en el pueblo, el pueblo carece de los servicios para los que se pidieron los préstamos con sus obvias consecuencias y luego, lo obligan a pagar esos préstamos más intereses, cercenando sus posibilidades de presente y futuro. Alguien reduce la planta de trabajadores alegando pérdidas, se va de viaje y los desocupados quedan rolando, sus familias a la intemperie. Alguien decide que es apropiado bombardear cierta área y mueren miles pero el que manda no es apresado ni enjuiciado, sino premiado. Alguien obtiene un permiso para experimentar vacunas, o pesticidas, y cientos padecen consecuencias irreversibles y el experimentador obtiene sendas ganancias. Alguien hace una tramoya financiera que lo enriquece exponencialmente, pone en crisis el sistema bancario e inmobiliario y muchos quedan sin vivienda y hasta matan a su familia y se suicidan. Alguien lleva un país a la quiebra y la quiebra tiene efecto cascada, pero él no pierde ni su puesto ni su casa, como sí les sucede a miles de personas. Y así puedo continuar la lista de individuos que, enmascarados en sus cargos, con los antifaces de sus permisos para reprimir, matar, financiar, controlar, comerciar, prohibir, regular, etc. cometen a diario delitos que son considerados legales, eficientes, justos, necesarios, lógicos y no violentos ni juzgables por quienes resultan sus víctimas directas, que son, vaya contradicción, quienes los pusieron en sus cargos, o colocaron en esos cargos a quienes designaron y facilitaron el delito de terceros.

Pero esa violencia se nos vuelve invisible. Y hasta la aprobamos. 
Levantamos entonces nuestras voces indignadas contra el que tira una piedra. Pero callamos frente al que bombardea nuestros proyectos de vida. Defendemos la propiedad privada de los otros cuando nosotros mismos carecemos de ella. Nos irrita el que hace un graffiti en la pared de una institución gubernamental, pero hacemos la vista gorda al que escribe sentencias de muerte, de desnutrición, de reducción de medicinas, educación, vivienda, oportunidades laborales.

¿Qué nos pasa?
¿Acaso es el único camino imitar a los ladrones de guante blanco, y ser ladrones de guante rojo?
¿Acaso es correcto considerar que el sistema está autorizado, puede y debe hacer lo que un individuo no debe?
¿Quiénes son delincuentes? ¿Es más delincuente el que roba a mano armada que el que manda a robar con una firma? ¿Uno merece la pena de muerte y el otro será reelegido por otros cuatro años?
Si no justificamos a uno no podemos hacer como que no vemos al otro, y menos aún sostenerlo y elevarlo por encima del conjunto ni premiarlo con nuestro apoyo y devoción. 

¿Sería muy diferente la entrevista del periodista a alguno de esos líderes que nos gobiernan (controlan)?

El periodista le pregunta al funcionario por unos zapatos de diseño que lleva puestos.
-No son robados, me los compré, me salieron 3000 -bromea el hombre, protegido detrás de su escritorio, corbata al cuello y prolijo corte de cabello.
-¿De donde sacó el dinero? -pregunta el periodista, cuyo salario mensual consiste en la mitad de esa suma.
-Lo gané -contesta.
-¿Trabajando?
-Este es mi trabajo, administrar. Hay gente que trabaja para mí. Les pago un salario y retengo el margen de ganancia, lo reinvierto. También recibo comisiones por facilitar negocios, esa es mi función. Ayudo a la gente y muchas personas aportan para mis campañas y confían en mí. Me aman -dice.

Mientras tanto, el político/empresario sonríe y manipula la lapicera obsequiada por una multinacional. Está tranquilo: la policía custodia su banco, sus propiedades, a él y a su familia. Si alguien ha tenido que ser eliminado en el camino, de esas tareas sucias se ha encargado otro y es preferible ni siquiera conocer los detalles. Saber dar órdenes requiere de conocimientos, sabiduría y autoestima.


Usted,  ¿qué piensa?

Y VOS, ¿CÓMO VIAJÁS?


Algunas personas cuando viajan, llevan poco y regresan con mucho.
Otros, van tan completos de ida como de vuelta.
Hay quienes cargan tanto al partir, que vuelven recargados y con exceso de equipaje.
Y a veces uno parte con muchas valijas y retorna vacío.
Algunos viajeros frecuentes, con la práctica, cada vez ponen menos cosas en sus valijas.

Viajar liviano, de ida y de vuelta, es mi opción.
(No siempre ejecutable)

viernes, 28 de abril de 2017

ALFONSINA STORNI 4477

Los perros de los Bomberos Voluntarios
de Punta Alta
hallaron una pierna.
Era ella:
encontraron muerta a Blanca Araceli Fulles.
Enterrada
"en posición decúbito dorsal debajo de un contrapiso
a 35 centímetros de profundidad"
en la casa de la madre
del sospechoso de su desaparición y del (ahora) homicidio,
un tal Darío Oscar Vadaraco o Badaracco (prófugo).
Rota.
Desnuda.
Cubierta de cal.
Obviaré los detalles macabros
del hallazgo.
Apenas a seis cuadras de la casa de sus padres,
de su hogar,
al que nunca llegó
después de ese asado maldito.
Saber que habría muerto "hace 27 días,
o sea,
el mismo día que había sido vista por última vez"
no alivia el espanto.
No olvidaré nunca la fecha: ese 2 de abril,
cuando fue sustraída de la vida
con apenas 22 años,
llegó al mundo mi nieta.
Los extremos me apabullan
y me aterran.
Qué clase de madre cría
esa clase de hijo?
Qué clase de hijo,
le hace eso a una niña, a una mujer?
Qué clase de machos
se arrogan el derecho de dioses modernos
desparramando castigos caprichosos
y muerte
a diestra y a siniestra
gozando su fálico poder,
tan miserable?
Cómo pudieron callar, ocultar su cuerpo
mientras su familia,
sus amigos,
todos,
la buscaban?
Cómo puede ser que el prófugo
estuvo declarando
ayer,
que habían hallado sangre en su auto y era
el último en verla con vida
y ha huido?
La trama perversa involucra policías y delincuentes,
jueces y cómplices: dejan ir, protegen,
liberan reincidentes...
Y no me digan
que vos te lo buscaste,
que usabas ropa inapropiada
o ibas
a sitios indebidos.
Dejen ya de culpar a las víctimas
para justificar a los victimarios,
ese discurso
es una mentira piadosa del delito.
"La Ara" Fulles,
me quedo con la imagen de su sonrisa amplia
y la mirada fresca enmarcada en pestañas voladoras,
retengo su postura
los hombros hacia atrás, la mano en la cintura,
el cabello ensortijado, largo, oscuro.
Los versos ricoteros,
su amor por River,
y esa risa contagiosa que aún se oye en sus videos.
Será justicia?


*~ Honestamente No Tengo Tiempo Para Odiiar A La Geente Que Me Odiia !!, Porque Estoy Demasiado Ocupada Amando A La Gente Que Me Ama ;)
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=511611972213955&set=a.139130956128727.15681.100000954700934&type=3&theater
No soy grosera, soy Honesta, No soy agresiva, soy Directa. Soy buena persona con quien lo es conmigo. No me esfuerzo por ser simpática, Lo soy cuando quiero. Me encantan los Elogios como a todo el Mundo pero si me vienes a Criticar, avisame antes, para prestarte un Espejo... <3 span="">
https://www.facebook.com/RiverAmorEternooo/posts/1428041487237661
Araceli FullesSeguir
*~ Honestamente No Tengo Tiempo Para Odiiar A La Geente Que Me Odiia !!, Porque Estoy Demasiado Ocupada Amando A La Gente Que Me Ama ;)

jueves, 27 de abril de 2017

DECLARACIÓN


Estoy retomando el control de mi existencia.
Sé que me duelo y me altero periódica y alternativamente,
que las emociones suelen sobrecogerme,
que paso de la quietud contemplativa a la superacción,
de la socialización al aislamiento.
Lo sé,
lo han llamado trastorno del estado de ánimo pero es la vida
atravesando el alma y el cuerpo.
Me han diagnosticado depresión
pero yo sé que es la nostalgia y la frustración
por los límites y las distancias,
por las realidades que no cuadran con las expectativas.
Sé que lo normal es el cambio constante y la crisis,
la taquicardia ante los hechos del mundo,
la tristeza y la risa a carcajadas,
el llanto desbordado.
Es normal sentir o así debiera ser,
pero no, se supone que todos debemos encajar
mullidamente,
en el casillero de la estabilidad constante,
ser maquinarias eficientes y exitosas
siempre corderos dóciles, simpáticos, adaptados
sin dolor ni miedo,
con una sonrisa cordial que apenas muestre blancos dientes,
prolijos en el vestir y medidos en los modos,
las uñas limpias, el antitranspirante ocultando
el inaceptable sudor.
El sistema nos pretende obedientes, sumisos,
conformes y previsibles,
nada de enojos por injusticias, de reclamos fuera del esquema,
de rebeldía y denuncias,
no, no, no... la burocracia nos exige datos fijos,
horarios, escritorios, muros, planillas, pagos...
Nos mienten: la excepción es la regla de los poderosos,
de los dueños de las reglas,
de los que redactan las leyes y las ejecutan
y juzgan su incumplimiento,
ellos fluyen por los márgenes de los formularios,
se infiltran por las normas,
construyen universos paralelos y nos fuerzan a ser sus sirvientes
amenazándonos con infiernos en los cielos y en la tierra,
hostigándonos y castigándonos con multas y prisiones
y gases lacrimógenos y etcéteras etcéteras.
Toda la maquinaria funciona
aunque cada tanto se resquebraja
y entonces aparecen los misioneros distribuyendo culpas
los represores locales,
los voceros de los organismos supranacionales,
los asesores de los asesores de los asesores
que a cambio de millonarias sumas nos dicen
como pagar las millonarias sumas
que jamás percibimos.
Pero claro, no olvidemos el detalle:
reaccionar no está bien visto,
levantar la voz es inapropiado,
cuestionar la cadena de mandos es sedición.
Por eso previenen esas anormalidades
con diagnósticos:
a lista de síntomas indicativos de alteraciones psiquiátricas
que requieren pastillas, inyecciones,
internaciones transitorias, aislamiento,
es cada día más extensa.
Y el niño que se aburre o juega mucho es medicado,
y el joven que cuestiona todo es medicado,
y la mujer es medicada por ser mujer,
y los homosexuales son considerados enfermos,
y así...
la diversidad es destruida en aras de la homogeneidad
publicitada como globalización.
Entonces corrijo:
estoy retomando el descontrol de mi existencia
el subeybaja tobogán hamaca calesita de mis días,
ya no aplanados por las dosis de sertralines y suprapiones
bebiendo del surtidor de ficciones de mis sueños
ya no embotados de lorazepanes.
Y sí, lloro y me río y callo y grito y gozo y sufro,
y salgo y hago y cuestiono
y declaro:
no estoy enferma, estoy viva y siento.