viernes, 5 de mayo de 2017

CORDERO SIN DIOS

🙈 🙉 🙊

Propietario del campo,
dueño del rebaño,
cordero,
lobo,
proveedor de insumos,
matarife,
comerciante intermediario,
consumidor de carne y lana,
turista campestre...


¿Hay otra trama posible? Me gustaría creer que sí.

ENTREVISTANDO A UN DELINCUENTE



El periodista le pregunta al delincuente por unas zapatillas hermosas, de marca, que lleva puestas.
-No son robadas, me las compré, me salieron 300 -responde el muchacho, oculto tras un pañuelo que le cubre el rostro y una capucha que oculta su cabello.
-¿De donde sacaste la plata? -pregunta el periodista.
-La robé -contesta.
-¿Se la robaste a alguien que se la ganó trabajando? -continúa interrogando.
-Sí -dice el pibe- pero yo me la gané robando, es igual.
Mientras tanto sonríe y manipula el revólver que le afanó a un policía federal. Antes, ha contado que lo había disparado ya varias veces. Se siente orgulloso y satisfecho por sus acciones y no demuestra ninguna clase de culpa o cargo de conciencia por los daños y perjuicios cometidos contra sus presas.


O sea, ¿robar es un trabajo? Es muy interesante analizar el proceso lógico mental de sus argumentos. Robar se ha convertido en un trabajo digno y respetable, es el ejemplo que recibe la sociedad de sus líderes (políticos, empresarios, sindicalistas y similares). En la cumbre de nuestra sociedad está el éxito material y convengamos que ese éxito suele provenir de la explotación (que es un robo), las guerras (asesinatos legales), el narcotráfico (fábrica de muerte), la corrupción (otro afano legalizado). Esa gente en el poder luce y brilla. Los admiramos y los imitamos. Se llama ideología dominante. 

Pero resulta que ser pobre no te hace ladrón, ser marginal no te hace asesino, achacar a la pobreza el delito es cerrar los ojos, no querer ver la realidad del conjunto. Se puede ser pobre y no robar ni asesinar, eso es lo que hace la gran mayoría de los pobres. Hablo por experiencia personal; por razones laborales y de mis actividades he conocido cientos de personas humildes a las cuales jamás se les ocurrió ni se les ocurriría agarrar un arma, robar, asesinar. He trabajado con los sectores más marginales y estudiado al respecto durante gran parte de mi vida.

Volvamos al tema de la violencia y el robo, del delito ejercido por un individuo en contra de otro, cara a cara, a mano armada, puño. A ese que hurta, roba, mata para obtener sin trabajar lo que otro consiguió laborando. Juzgamos a ese individuo, lo despreciamos, deseamos que pague el daño, que se pudra en la cárcel. Nos asquea su desparpajo, nos atemoriza su falta de empatía con las víctimas. No le importa si es un niño, una joven, una embarazada, un viejito. Quiere lo que el otro tiene y lo toma. Nos parece que eso está mal, que esa persona está equivocada, que es un incivilizado, un inadaptado social.

De acuerdo. Pero entonces, ¿por qué medimos con una vara tan blanda a los delincuentes que gobiernan, a los que por medio de sus intermediarios, sus resoluciones, decretos, leyes, sentencias, actos, omisiones, tramoyas, coimas, etcéteras, etcéteras hacen exactamente los mismo con el conjunto de la sociedad o sectores de ella? Alguien estampa una firma que reduce las pensiones y condena al hambre y a la pena a cientos o miles de ancianos; alguien elimina medicamentos de las listas de suministros gratuitos y decenas mueren anticipadamente por no poder adquirirlos; alguien pide préstamos como funcionario del estado y lo utiliza en beneficio propio y de sus amistades y familiares sin invertirlo en el pueblo, el pueblo carece de los servicios para los que se pidieron los préstamos con sus obvias consecuencias y luego, lo obligan a pagar esos préstamos más intereses, cercenando sus posibilidades de presente y futuro. Alguien reduce la planta de trabajadores alegando pérdidas, se va de viaje y los desocupados quedan rolando, sus familias a la intemperie. Alguien decide que es apropiado bombardear cierta área y mueren miles pero el que manda no es apresado ni enjuiciado, sino premiado. Alguien obtiene un permiso para experimentar vacunas, o pesticidas, y cientos padecen consecuencias irreversibles y el experimentador obtiene sendas ganancias. Alguien hace una tramoya financiera que lo enriquece exponencialmente, pone en crisis el sistema bancario e inmobiliario y muchos quedan sin vivienda y hasta matan a su familia y se suicidan. Alguien lleva un país a la quiebra y la quiebra tiene efecto cascada, pero él no pierde ni su puesto ni su casa, como sí les sucede a miles de personas. Y así puedo continuar la lista de individuos que, enmascarados en sus cargos, con los antifaces de sus permisos para reprimir, matar, financiar, controlar, comerciar, prohibir, regular, etc. cometen a diario delitos que son considerados legales, eficientes, justos, necesarios, lógicos y no violentos ni juzgables por quienes resultan sus víctimas directas, que son, vaya contradicción, quienes los pusieron en sus cargos, o colocaron en esos cargos a quienes designaron y facilitaron el delito de terceros.

Pero esa violencia se nos vuelve invisible. Y hasta la aprobamos. 
Levantamos entonces nuestras voces indignadas contra el que tira una piedra. Pero callamos frente al que bombardea nuestros proyectos de vida. Defendemos la propiedad privada de los otros cuando nosotros mismos carecemos de ella. Nos irrita el que hace un graffiti en la pared de una institución gubernamental, pero hacemos la vista gorda al que escribe sentencias de muerte, de desnutrición, de reducción de medicinas, educación, vivienda, oportunidades laborales.

¿Qué nos pasa?
¿Acaso es el único camino imitar a los ladrones de guante blanco, y ser ladrones de guante rojo?
¿Acaso es correcto considerar que el sistema está autorizado, puede y debe hacer lo que un individuo no debe?
¿Quiénes son delincuentes? ¿Es más delincuente el que roba a mano armada que el que manda a robar con una firma? ¿Uno merece la pena de muerte y el otro será reelegido por otros cuatro años?
Si no justificamos a uno no podemos hacer como que no vemos al otro, y menos aún sostenerlo y elevarlo por encima del conjunto ni premiarlo con nuestro apoyo y devoción. 

¿Sería muy diferente la entrevista del periodista a alguno de esos líderes que nos gobiernan (controlan)?

El periodista le pregunta al funcionario por unos zapatos de diseño que lleva puestos.
-No son robados, me los compré, me salieron 3000 -bromea el hombre, protegido detrás de su escritorio, corbata al cuello y prolijo corte de cabello.
-¿De donde sacó el dinero? -pregunta el periodista, cuyo salario mensual consiste en la mitad de esa suma.
-Lo gané -contesta.
-¿Trabajando?
-Este es mi trabajo, administrar. Hay gente que trabaja para mí. Les pago un salario y retengo el margen de ganancia, lo reinvierto. También recibo comisiones por facilitar negocios, esa es mi función. Ayudo a la gente y muchas personas aportan para mis campañas y confían en mí. Me aman -dice.

Mientras tanto, el político/empresario sonríe y manipula la lapicera obsequiada por una multinacional. Está tranquilo: la policía custodia su banco, sus propiedades, a él y a su familia. Si alguien ha tenido que ser eliminado en el camino, de esas tareas sucias se ha encargado otro y es preferible ni siquiera conocer los detalles. Saber dar órdenes requiere de conocimientos, sabiduría y autoestima.


Usted,  ¿qué piensa?

Y VOS, ¿CÓMO VIAJÁS?


Algunas personas cuando viajan, llevan poco y regresan con mucho.
Otros, van tan completos de ida como de vuelta.
Hay quienes cargan tanto al partir, que vuelven recargados y con exceso de equipaje.
Y a veces uno parte con muchas valijas y retorna vacío.
Algunos viajeros frecuentes, con la práctica, cada vez ponen menos cosas en sus valijas.

Viajar liviano, de ida y de vuelta, es mi opción.
(No siempre ejecutable)

viernes, 28 de abril de 2017

ALFONSINA STORNI 4477

Los perros de los Bomberos Voluntarios
de Punta Alta
hallaron una pierna.
Era ella:
encontraron muerta a Blanca Araceli Fulles.
Enterrada
"en posición decúbito dorsal debajo de un contrapiso
a 35 centímetros de profundidad"
en la casa de la madre
del sospechoso de su desaparición y del (ahora) homicidio,
un tal Darío Oscar Vadaraco o Badaracco (prófugo).
Rota.
Desnuda.
Cubierta de cal.
Obviaré los detalles macabros
del hallazgo.
Apenas a seis cuadras de la casa de sus padres,
de su hogar,
al que nunca llegó
después de ese asado maldito.
Saber que habría muerto "hace 27 días,
o sea,
el mismo día que había sido vista por última vez"
no alivia el espanto.
No olvidaré nunca la fecha: ese 2 de abril,
cuando fue sustraída de la vida
con apenas 22 años,
llegó al mundo mi nieta.
Los extremos me apabullan
y me aterran.
Qué clase de madre cría
esa clase de hijo?
Qué clase de hijo,
le hace eso a una niña, a una mujer?
Qué clase de machos
se arrogan el derecho de dioses modernos
desparramando castigos caprichosos
y muerte
a diestra y a siniestra
gozando su fálico poder,
tan miserable?
Cómo pudieron callar, ocultar su cuerpo
mientras su familia,
sus amigos,
todos,
la buscaban?
Cómo puede ser que el prófugo
estuvo declarando
ayer,
que habían hallado sangre en su auto y era
el último en verla con vida
y ha huido?
La trama perversa involucra policías y delincuentes,
jueces y cómplices: dejan ir, protegen,
liberan reincidentes...
Y no me digan
que vos te lo buscaste,
que usabas ropa inapropiada
o ibas
a sitios indebidos.
Dejen ya de culpar a las víctimas
para justificar a los victimarios,
ese discurso
es una mentira piadosa del delito.
"La Ara" Fulles,
me quedo con la imagen de su sonrisa amplia
y la mirada fresca enmarcada en pestañas voladoras,
retengo su postura
los hombros hacia atrás, la mano en la cintura,
el cabello ensortijado, largo, oscuro.
Los versos ricoteros,
su amor por River,
y esa risa contagiosa que aún se oye en sus videos.
Será justicia?


*~ Honestamente No Tengo Tiempo Para Odiiar A La Geente Que Me Odiia !!, Porque Estoy Demasiado Ocupada Amando A La Gente Que Me Ama ;)
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=511611972213955&set=a.139130956128727.15681.100000954700934&type=3&theater
No soy grosera, soy Honesta, No soy agresiva, soy Directa. Soy buena persona con quien lo es conmigo. No me esfuerzo por ser simpática, Lo soy cuando quiero. Me encantan los Elogios como a todo el Mundo pero si me vienes a Criticar, avisame antes, para prestarte un Espejo... <3 span="">
https://www.facebook.com/RiverAmorEternooo/posts/1428041487237661
Araceli FullesSeguir
*~ Honestamente No Tengo Tiempo Para Odiiar A La Geente Que Me Odiia !!, Porque Estoy Demasiado Ocupada Amando A La Gente Que Me Ama ;)

jueves, 27 de abril de 2017

DECLARACIÓN


Estoy retomando el control de mi existencia.
Sé que me duelo y me altero periódica y alternativamente,
que las emociones suelen sobrecogerme,
que paso de la quietud contemplativa a la superacción,
de la socialización al aislamiento.
Lo sé,
lo han llamado trastorno del estado de ánimo pero es la vida
atravesando el alma y el cuerpo.
Me han diagnosticado depresión
pero yo sé que es la nostalgia y la frustración
por los límites y las distancias,
por las realidades que no cuadran con las expectativas.
Sé que lo normal es el cambio constante y la crisis,
la taquicardia ante los hechos del mundo,
la tristeza y la risa a carcajadas,
el llanto desbordado.
Es normal sentir o así debiera ser,
pero no, se supone que todos debemos encajar
mullidamente,
en el casillero de la estabilidad constante,
ser maquinarias eficientes y exitosas
siempre corderos dóciles, simpáticos, adaptados
sin dolor ni miedo,
con una sonrisa cordial que apenas muestre blancos dientes,
prolijos en el vestir y medidos en los modos,
las uñas limpias, el antitranspirante ocultando
el inaceptable sudor.
El sistema nos pretende obedientes, sumisos,
conformes y previsibles,
nada de enojos por injusticias, de reclamos fuera del esquema,
de rebeldía y denuncias,
no, no, no... la burocracia nos exige datos fijos,
horarios, escritorios, muros, planillas, pagos...
Nos mienten: la excepción es la regla de los poderosos,
de los dueños de las reglas,
de los que redactan las leyes y las ejecutan
y juzgan su incumplimiento,
ellos fluyen por los márgenes de los formularios,
se infiltran por las normas,
construyen universos paralelos y nos fuerzan a ser sus sirvientes
amenazándonos con infiernos en los cielos y en la tierra,
hostigándonos y castigándonos con multas y prisiones
y gases lacrimógenos y etcéteras etcéteras.
Toda la maquinaria funciona
aunque cada tanto se resquebraja
y entonces aparecen los misioneros distribuyendo culpas
los represores locales,
los voceros de los organismos supranacionales,
los asesores de los asesores de los asesores
que a cambio de millonarias sumas nos dicen
como pagar las millonarias sumas
que jamás percibimos.
Pero claro, no olvidemos el detalle:
reaccionar no está bien visto,
levantar la voz es inapropiado,
cuestionar la cadena de mandos es sedición.
Por eso previenen esas anormalidades
con diagnósticos:
a lista de síntomas indicativos de alteraciones psiquiátricas
que requieren pastillas, inyecciones,
internaciones transitorias, aislamiento,
es cada día más extensa.
Y el niño que se aburre o juega mucho es medicado,
y el joven que cuestiona todo es medicado,
y la mujer es medicada por ser mujer,
y los homosexuales son considerados enfermos,
y así...
la diversidad es destruida en aras de la homogeneidad
publicitada como globalización.
Entonces corrijo:
estoy retomando el descontrol de mi existencia
el subeybaja tobogán hamaca calesita de mis días,
ya no aplanados por las dosis de sertralines y suprapiones
bebiendo del surtidor de ficciones de mis sueños
ya no embotados de lorazepanes.
Y sí, lloro y me río y callo y grito y gozo y sufro,
y salgo y hago y cuestiono
y declaro:
no estoy enferma, estoy viva y siento.

viernes, 21 de abril de 2017

AUTOINTERROGANTES


¿Y si me encierro en una burbuja de jabón? ¿Y si me subo a esa nube tan blanca y esponjosa? ¿Y si me prendo a la cola de algún barrilete liberado? ¿Y si me duermo y me sueño feliz y no despierto? ¿Y si me obligo a olvidar todo dolor y espanto? ¿Y si sustituyo tristeza por enojo y enojo por lástima y lástima por perdón? ¿Y si armo un atadito con pocas pertenencias y saco pasaje de ida a ningún sitio pero lejos? ¿Y si me dejo caer del muelle en el agüita fría del río y que me hunda y me arrastre hasta el océano? ¿Y si abandono la lucha y descanso los huesitos en la arena? ¿Y si hago una fogata con todos los poemas y reclamos y ficciones y cartas abiertas y correos sin respuestas? ¿Y si enmudezco y enceguezco y me amputo y ensordezco y detengo los latidos y el fluir agobiante de la sangre? ¿Y si me trago la memoria, los proyectos y esperanzas y los digiero y placenteramente los defeco? ¿Y si detengo el pensamiento voraz, el análisis corrosivo, la incertidumbre perenne, la duda crítica, la sensibilidad que me licúa las pupilas? ¿Y si dejo de reprochar, de decir "Yo te lo dije", de masticar la rabia por los sucesos que acontecen y previne inútilmente? ¿Y si renuncio a despertar, a levantarme, a vivir un día más, un día menos? ¿Y si dejo de atender teléfonos, enviar mensajes, de actualizar mi estado en las redes antisociales? ¿Y si pongo puntos suspensivos y continuará y que otro continúe?

...

Facebook, 21 de abril de 2013, 11.40 hs.

sábado, 15 de abril de 2017

ALUNACIONES


La luna no me vio
Yo dormía.
Extraña la luna a quienes
no la miran?
Se siente despreciada?
Pensará que si no nos ve
no existimos?
La luna no me vio
y mi foto no aparece
en los diarios lunares.
Horizontal y blanca
yo dormía,
soñándola.

jueves, 13 de abril de 2017

PROCESO DE DESMEMORIA


Retomo las lecturas sobre la historia de Puerto Rico que había hecho desde mediados a fines de 2015 y descubro, con pavor, que había leído varios libros e incluso tomado notas en fichas y no tengo un recuerdo ni de la circunstancia de lectura ni del contenido preciso de dichos textos.
Veo los subrayados, los datos resumidos en las fichas y los adhesivos y sí, es lo mismo que ahora subrayaría y sintetizaría, es mi letra.
Supongo que parte de ese conocimiento se habrá incorporado, pero debo reconocer que siento que leo por primera vez muchos conceptos e informaciones puesto que me sorprendo, me indigno, me duelen como si jamás de los jamases antes de ahora esas palabras, imágenes y estadísticas hubieran aparecido ante mi vista.
No sé que pensar al respecto. No sé si fue por mi estado mental y emocional alterado, si se trata de una enfermedad de desmemoria avanzando por mis neuronas, si he heredado genéticamente el Alzheimer que se devoró todos los recuerdos de mi padre, si achacarlo al estres o, simplemente, se trata de una incapacidad de retención fruto del desgaste por el transcurrir del tiempo de la capacidad cognitiva (vejez).
No se y me preocupa.

Vuelvo a subrayar, a tomar apuntes, a tratar de memorizar lo esencial y me angustia imaginarme volver a estos textos de acá a un par de años y re-descubrir que no me acuerdo lo estudiado.
Nunca he sido buena para retener datos puntuales, como fechas y nombres de lugares y personas, en general ha sucedido que mi mente armara por si sola la trama y decantara en conclusiones. No fue útil eso para mis exámenes, pero sí para mi vida y para interpretar los sucesos pasados y presentes e imaginar el futuro.

Pero esto que constato ahora es diferente. Porque ver la tapa de los libros, ver mis subrayados y mis fichas y no recordar absolutamente nada sobre el momento en que lo estudié y no hallar en mis neuronas el concepto guardado es, como dije al principio, pavoroso.
Estoy siendo, creo, testigo presencial del proceso de mi propio deterioro mental.
Y lo único que me queda por hacer es escribir más, escribir todo lo que pueda, aprenda, sienta e imagine, escribir para que mis pensamientos permanezcan a pesar de mis olvidos.
Así podré recordarme, saber quién fui y no deshacerme en el vacío.

miércoles, 12 de abril de 2017

LOVE SOUL BEAUTIFUL










Me dijeron
"cuando vayas a Luquillo debes
quedarte en lo de Molly,
allí encontrarás inspiración, tranquilidad, refugio,
sentirás armonía y energía
fluyendo,
aromas, colores y sonidos conjugados
en un ambiente acogedor,
sencillo,
humano.
Como un nido amoroso".
Detalles especiales confirmaron el consejo:
una pava amarilla con abejas y margaritas,
para calentar el agua de mis mates.
Muebles rústicos de madera en la terraza
abierta al cielo y al océano
desde donde contemplé la luna llena y los amaneceres.
Paredes pintadas de colores intensos
decoradas con murales y cuadros elegidos con sentido artístico, integrados.
Un mapa del mundo donde señalar tu origen.
Cada cuarto, un pequeño paraíso
en el que uno desea quedarse a vivir
para siempre.
Una hamaca para disfrutar el Yunque.
El clima que genera
el espacio 
y los anfitriones
se contagia en los huéspedes
que convivimos en la casa como una familia.
Leí, escribí, salí a caminar, regresé, me sumergí en las aguas,
dormí en la arena, preparé mi cena en la cocina,
comí en la terraza,
bebí Margaritas,
leí, escribí, reflexioné, reordené mi vida y mis prioridades, 
soñé, observé, me mojé con la lluvia,
descubrí tres nidadas de tinglares,
leí, escribí, pensé,
tomé decenas de fotografías,
fui al festival en la plaza, comí empanadillas,
escuché bomba y plena, bailé un poco,
leí, escribí, hablé con mi madre por videochat,
pasé la escoba,
caminé hasta La Monserrate, y recorrí la playa San Miguel,
vagué por Luquillo...

Las dos noches se me hicieron tres, y las tres 
se hicieron cuatro.
No quiero irme.
Volveré

Me dijeron
"Cuando vengas a Luquillo, alójate en lo de Molly"
Yo digo:
"!Cuando vengas a Luquillo, quédate donde Molly!"

PD: Mi anfitrión fue Pedro, la pareja de Molly, ya que ella sólo habla inglés y yo sólo hablo español.

domingo, 9 de abril de 2017

TINGLARES EN LUQUILLO

Estoy en Luquillo, Puerto Rico.
Ha pasado a ser uno de mis sitios favoritos del mundo.
O quizás, "el sitio".
Esta mañana, muy temprano, salí a caminar por la playa, hacia el Este. Una playa ausente de humanos, vaporoso el aire con el oleaje espumoso y un sol plateando el océano, llamada San Miguel.


La arena es tierna, anaranjada o dorada o amarilla, ese color único de Luquillo. Es aireada y los pies se hunden suavemente a cada paso, hace cansador caminar pero a la vez, uno siente que lo hace sobre una nube de arena.

Entonces las vi, supe qué eran: huellas de una tinglar que habría desovado durante la noche. Me emocioné, había visto las nidadas demarcadas con palitos y cintas amarillas pero nunca hasta ahora me había tocado ser la primera en ver una nidada, ver las huellas de esas patas y caparazones saliendo y volviendo del agua y el desorden allí donde con sus patas cubrió los huevos.


Me sorprendí, porque primero vi la nidada, las huellas que iban y volvía al agua casi superpuestas y apenas unos pasos más allá, las huellas de una tortuga que salió del agua y dio la vuelta y regresó al agua sin hacer el nido. Ante mi ignorancia, son todas preguntas... Eran dos tortugas y una desovó y la otra no? Era una tortuga que salió y decidió que ese no era el sitio, volvió al mar y salió un par de metros hacia el oeste y allí sí, desovó? Es eso normal? O es un signo de algo extraño sucediendo?
Demarqué la nidada con unos palos, y seguí mi caminata.

La siguiente nidada fue otra sorpresa. Porque esta vez la tortuga caminó sobre la arena dibujando un sendero de curvas y contracurvas, hasta elegir el sitio donde anidar. O sea, puede ser que ésta no salió y volvió al agua y volvió a salir, sino que caminó varios metros. 



Demarqué la nidada con palos y decidí regresar. Otro habitante de la playa me regaló su belleza:



Luego, regresando hallé otra nidada. O no la ví cuando pasé o desovó luego de que yo pasara por ahí: 

Gracias naturaleza...
Me siento emocionada, conmovida, feliz, enriquecida...

PD: Me comuniqué con Sierra Club Puerto Rico por teléfono para informar de las nidadas. Me dijo  quien me atendió, Adriana, que ellos recorren esa playa durante la semana, pero no los domingos. Les avisé que había demarcado tres, y la zona para que ellos verificaran mañana. Y me pidió que envíe fotos si había sacado. pregunté acerca de las huellas y me informó que es una conducta habitual, que lo hacen buscando el lugar que consideran más propicio y para despistar a los depredadores para confundirlos respecto de dónde desovaron.

Algunas fotos extra de esta mañana:


#NRenPR

jueves, 6 de abril de 2017

SOLILOQUIO


Hay tiempos y lugares en los que el simple acto de nacer  constituye un delito. Donde ser niño es sinónimo forzado de víctima propicia. Personas  que antes eran un posible efecto colateral se convierten en objetivo primario.
Nacer vivir morir deja de ser un proceso natural y se transforma en catástrofe o martirio.
Un cóctel de homicidios y suicidios, asfixias y estallidos, disparos y hambrunas, pestes y exilios se bebe de a sorbos, de a baldes, nos llueve como azufre, nos perfora el estómago.
Agobia la maquinaria humana que tritura individuos, minorías y diversidades, que impone el signo pesos como el Dios omnipresente, único y eterno.
Billete talismán.
Moneda compradora de conciencia.
Entonces nos recetan las pastillas, nos encierran en prisiones diciendo que son shopping, nos venden futuros a cambio de instantes que nos roban.
Desastre contra natura es esta costumbre de aferrarnos a los hábitos, a la legalidad del sistema, a la corrupción inherente a la política, a seguir a los líderes sin cuestionarlos.
Hemos perdido la capacidad de crear un mundo nuevo, de reinventar fórmulas caducas.
Repetimos hasta la estupidez los mecanismos.
Hasta los marginales se acostumbran a los márgenes y los revolucionarios se acomodan en esa estrecha izquiernidad perenne que les otorga existencia irresponsable.
Urge que trastocar todo.
Pasar por la trituradora las consignas perimidas, los métodos de lucha fracasados, desarticular los programas.
Nacer de nuevo de nosotros mismos en un parto doloroso y libertario.
No más masa cordero ni liderato impuesto ni verticalismo fácil ni pseudodemocracia.

Hay que ser dioses y eso aterra. La libertad suele ser un grillete que elegimos.

#NRenPR
Sala de espera del psiquiatra.

viernes, 31 de marzo de 2017

MEMORIAS SABROSAS



Rosa es libre, hija de Rosa libre, hija de Rosa fugitiva, hija de Rosa esclava, hija de alguien que no se llamaba Rosa sino Ayaná o Nayica o Dolai o... 
Todas ellas la habitan de amores, resistencias y nostalgias, alimenticias y matriarcas.

De pie frente al caldero hirviente, revuelve un poco el asopao, llena hasta el borde la cuchara de madera con el jugo, la acerca a las fosas nasales henchidas con los vapores aromados de verduras, hierbas y especias; sopla tres veces, cierra los ojos y saborea.

Está en el punto justo, afirma.

En minutos llegarán las hijas de la escuela. Son ellas una paleta de tonos de piel, como la corteza de un eucaliptus arcoiris, con cabelleras de todos los colores y texturas. Observan el mundo con miradas de noche obscura, tierra, arena, cielos claros y bosque, pero ven todas el mismo mundo desde su propia perspectiva y han mamado de los mismos senos volcánicos de leche.

Ellas son como la sopa, son mi mejor sopa, se dice Rosa, porque para hacer una buena sopa hacen falta papas, zanahorias, calabaza, recao, ajo, cebolla, pimiento, cilantro, aceite, gandules... memoria y amor.

Oye de lejos el bullicio de las niñas; entran a la casa con sus risas y sus gritos como un huracán arrastrando los polvos del Sahara, lavan sus manos y se sientan, hambrientas, a la mesa. La Mai Rosa percibe a todas las ancestras guiando la mano que sostiene la cuchara que sirve el asopao en cada cuenco. Y Ayaná o Nayica o Dolai y todas las Rosa son flores repartiendo la sopa calentita y nutritiva a las familias. 

El aire, en esta cocina borinqueña, siempre huele a África, piensa Rosa, mientras se sirve a sí misma el último tazón.

#NRenPR

Nanim Rekacz

Para la Cátedra Libre Mujeres Negras Ancestrales


DECLARACIÓN POLÍTICAMENTE INCORRECTA



Debiera ser delito
el guante blanco
ocultando billetes
malhabidos.
Debiera
existir la pena capital
para los capitales
corruptos,
narcos,
ensangrentados.
Debiera castigarse
con dureza
al político que no cumple sus promesas
al sacerdote que abusa la confianza
al sindicalista que traiciona a los obreros
a quien mata porque puede y quiere hacerlo.
Debiera haber una jaula transparente
para exhibir al sol
a tanto humano inhumano
y enseñarle a nuestros niños
que así no,
que está mal,
que eso no se debe,
una especie de zoológico
que agrupe a los malditos
por grados de maldad,
tipo de crimen
y tirarles las sobras de las sobras,
los desechos contaminados,
darles a beber el agua turbia,
y cada tanto,
con cierta hipocresía (permitida)
ofrecerles un discurso
para agradecer su sacrificio.

sábado, 25 de marzo de 2017

AQUIAHORA


Amanezco con el cielo esponjado
y el rumor del océano
penetrante
rugiente
incesante
atraviesa las ventanas,
me vibra en la espalda
reclamando me eleve sobre mis pies.

Es salobre el aire
pero es
un sabor sutil
casi de estrellas invisibles.

Me asomo desde esta veintiuniedad vertical
que flota en las alturas,
huelo,
abro lo más posible la mirada
hasta grabar los contornos:
el horizonte llano del mar
las formas perfiladas de El Yunque
la espuma en la arena dorada
yendo y viniendo
yendo y viniendo.

Oigo
los versos deshilachados de una salsa
-parece tango triste-
en las voces gangosas
de un coro trasnochado,
se trenzan suaves con las olas y la brisa.

Luego
cortan la armonía
los gritos agudos de quienes asumen
ser voceros de dios,
amenazando con infiernos
hablando de pecados
reclamando amenes y aleluyas
a través de altoparlantes.

Lo celeste y lo terrenal se funden
en este balcón,
plataforma
al universo
un sitial privilegiado para observar
y conocerse
tan pequeño uno,
tan único,
tan todo.

Millones de pasos y de sueños,
de elecciones minúsculas y drásticas,
de aconteceres ajenos a mi arbitrio
me depositaron aquí
esta mañana.

Y puedo
celebrar no haber muerto hace seis años
y reírme de esa mujer acongojada, en crisis,
que en una camilla helada de hospital
intentaba mover los dedos de sus pies y de sus manos
y se consolaba:
"si me duele, estoy viva".

Ella desconocía que esta yo
con su mismo nombre y rostro y cuerpo
despertaría ahora
aquí
en el Caribe
tan lejos
de aquella Patagonia.

Debo guardar este momento
cual tesoro
para futuras angustias
y quebrantos.

#NRenPR


viernes, 24 de marzo de 2017

MANDACIERTOS

No desertificarás.
No le extraerás a la tierra sus retoños salvajes
ni arrancarás su monte,
tampoco harás leña con los bosques nativos.
No soltarás el ganado en los cultivos
aunque el precio de la carne
sea más lucrativo que los cereales y las hortalizas,

ni lo alimentarás en prisiones de engorde
preparando su muerte.
No quemarás los pastos
para sembrar monocultivos genéticamente fabricados
que agotan los nutrientes.

Resignarás un poco de ganancias ahora
en beneficio de mañanas que no vivirás.
Cuidarás el agua
y el verde

y el aire
y los hijos, y los hijos de los hijos, y los hijos de los hijos de los hijos

(propios y ajenos)
disfrutarán la herencia
sin maldecir tu nombre.

lunes, 20 de marzo de 2017

LISTADO INCOMPLETO DE MENUDENCIAS


el hastío de tus horas
durmientes sin belleza

la mustiedad frutal de la sangría
un día después,
avinagrada

miles de tapitas de cerveza
oxidando la arena

los restos de jabón usado

las almohadas que perdieron su forma acogedora

el alambre del corpiño rompiendo su costura
clavándose en el esternón

los ruedos descosidos de los pantalones,
bordes deshilachados

la huella redonda de una copa de vino sobre la mesa,
evidenciando soledad

los fenecidos cabellos enredados en el desagüe de la ducha
trozos de uñas recortadas, el escupitajo con dentífrico ensangrentado

boletos perdedores de loterías que no me enriquecieron

el maquillaje de las noches de juerga que permaneció sin quitarse,
dibujando una máscara triste

la papelera de reciclaje desbordando de archivos

el gusto desagradable de la borra de café en el fondo de la taza
provocando la náusea

la última rayita de batería del teléfono, antes de apagarse,
roja, titilante

paraguas dados vuelta con el viento, convertidos en cuencos para lluvia

las palabras desvanecidas en la punta de la lengua
impronunciables

el hormigueo en los miembros entumecidos, pesados como hierros

el agua para el mate, hirviendo por descuido

la cerradura aspirando ser abertura, balcones sin Julietas,
Odiseas minimalistas en la carretera, el aula, la oficina, la fábrica, el surco

pan con moho

fluidos cloacales penetrando las aguas, violadores sin castigo

peces ignorantes del océano más allá del cristal de su pecera
y confundiendo la mano que les arroja alimento
con Dios

el sudor impregnado en las axilas de las camisas, en las plantillas de los zapatos,
en la entrepierna de los calzones, los calcetines sin par

el aliento etílico capaz de encender fogatas y difundir verdades

la rosa mustia arrojada al zafacón, cumplido su breve ciclo

las manchas obscuras y las áreas despigmentadas de la piel, las arrugas,
las bolsas, los colgajos, las estrías, las cicatrices, el sangrado menstrual,
femineidades poco valoradas

el reincidente polvo en los muebles
las hormigas, los mosquitos y las cucarachas volviendo después del pesticida, zombies

los ensordecedores ruidos de la tripa vacía

el silencio de la alcancía sin monedas

trenes perdidos y calesitas quietas

etcéteras



Y saberse
 envejeciente,
mortal
finito,
sustituíble,
olvidable,
intrascendente...


#NRenPR